Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

“No hay proyectos caídos, pero sí una revisión del orden en que se abordarán en el futuro”

Por Elia Simeone domingo 10 de junio del 2018

Compartir esta noticia
114
Visitas

Poniendo siempre como elemento a considerar la estrechez fiscal, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, estimó exageradas las declaraciones de la Cámara Chilena de la Construcción respecto del rezago de, al menos, 12 proyectos emblemáticos en Magallanes.

“Vi esas declaraciones y me parecieron exageradas porque allí se habla de una paralización de proyectos y no hay, en absoluto, proyectos paralizados. Lo que hay es una natural revisión de una cartera amplia y ambiciosa de proyectos que deben ser analizados por una nueva administración, a fin de priorizarlos y, además, tomando en cuenta que las condiciones financieras son más restrictivas que las que había años atrás”.

Así lo señaló el titular de una de las carteras que más obras comprometidas tiene en el Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (Pedze) y en la cartera de proyectos a financiar con el presupuesto regional financiado con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional y Administrativo (FNDR).

Sin embargo, su respuesta no entregó las certezas esperadas. Fontaine hizo ver que el Pedze para el período 2014-2020 contempla iniciativas por 148 mil millones de pesos y que se ha ejecutado sólo un tercio. “Si la pregunta es si se va a ejecutar exactamente el mismo monto, eso es algo que todavía no se puede resolver”, acotó.

Plan de inversión
en infraestructura

El ministro Fontaine, quien fuera titular de Economía durante el primer gobierno de Piñera, llegó el jueves a Punta Arenas, siendo su primera actividad pública el anuncio de las obras de demolición y construcción del nuevo puente sobre calle Chiloé.

El frío de la jornada lo había afectado y compartió un café –sin azúcar-, mientras ratificó, ante la primera consulta, que el Presidente ha señalado que un objetivo central de su gobierno es crear condiciones para un desarrollo integral que involucra lo económico y lo social, que mejora la calidad de vida y da más oportunidades a las personas.

“Dentro de los instrumentos para lograr ese fin, está la inversión. Entonces, el gobierno está trabajando en distintos frentes para crear mejores condiciones para la inversión y, dentro de este esfuerzo, la inversión en infraestructura es fundamental, pues permite mejorar la capacidad de producción, mejorar la eficiencia de la economía y, en consecuencia, es un aporte sustancial al país. Por eso es que el Presidente anunció este programa de inversión de 20 mil millones de dólares a lo largo y ancho del país.

-¿Qué proyectos emblemáticos se realizarán en Magallanes?

– “En la región, hay una cartera importante de proyectos que estamos trabajando y que, en parte, están en la inversión de este año que considera unos cien mil millones de pesos. Podemos pasar revista a cuáles son los importantes, pero me gustaría comentar que firmé en el día de ayer (miércoles) la adjudicación del contrato para la construcción del gran Centro Subantártico de Cabo de Hornos que se va a instalar en Puerto Williams. Esto responde muy bien a lo que planteó el Presidente en su cuenta pública respecto de la capacidad de Chile de tener estos laboratorios naturales… Ahí hay un ejemplo de una obra que representa muy bien la visión del Presidente Piñera respecto de la importancia que tiene Chile en el mundo como centro de observación de estos laboratorios naturales, de aprendizaje, y también representa muy bien lo que es la vocación de esta región, por un lado, impulsar la investigación científica y de educación y, por otro, el turismo. Porque este centro va a ser un atractivo turístico de enorme importancia en la región”.

– ¿Cuánto pesan las regiones en esa millonaria agenda de inversión en infraestructura?

– “Bueno, por ejemplo, en el caso de las obras de infraestructura que tienen que ver con el Mop -estamos hablando de 20 mil millones de dólares de inversión a cometer en cuatro años-, estamos hablando de la re licitación y mejoramiento de calidad de estándar y servicios de prácticamente toda la ruta 5 que recorre el país desde Arica hasta Chiloé… Pavimentación de la ruta 7 en la Carretera Austral y las rutas transversales. Lo mismo en materia de aeropuerto, donde habrá re licitación de los contratos de concesión que vencen y, entre ellos, está el de Punta Arenas, en cuanto al terminal y capacidad de las mangas, de estacionamientos de aeronaves y vehículos.

“Todos estos proyectos tienen como propósito mejorar la conectividad y unir a los chilenos a lo largo de nuestro largo territorio y, por esa vía, mejorar su calidad de vida”.

Cuestionamiento a CChC

– Le pregunto cuánto pesan las regiones en el gobierno de Piñera porque su llegada coincidió con la información que entregó la CChC de Magallanes respecto de 12 proyectos regionales, obras emblemáticas, cuya materialización está retrasada, involucrando 350 mil millones de pesos.

– “Vi esas declaraciones y, a mí, me parecieron exageradas porque allí se habla de una paralización de proyectos y no hay, en absoluto, proyectos paralizados. Lo que hay es una natural revisión de una cartera amplia y ambiciosa de proyectos que deben ser analizados por una nueva administración, a fin de priorizarlos y, además, tomando en cuenta que las condiciones financieras son más restrictivas que las que había años atrás. La situación fiscal heredada es más estrecha. Lo que se está haciendo es revisar esas priorizaciones, pero, en ningún caso, hay paralización. De hecho, el caso del Pedze, está el mejoramiento de la ruta Y-65 Porvenir a Manantiales que está en construcción; también el camino de penetración Hollenberg-Río Pérez; y la ruta costera entre Ukika y Puerto Williams. Entonces, hay obras que siguen en construcción y las que están en diseño siguen avanzando y no es que estén paralizadas”.

– En lo que le toca a su cartera, ¿está en condiciones de asegurar que todas las iniciativas que estaban programadas para este año, en cuanto a licitaciones y ejecución van a seguir igual?

– “Lo que corresponde al presupuesto de este año sigue avanzando. No hay proyectos caídos. Lo que sí hay es una revisión en qué orden se abordan esos proyectos en el futuro. Por ejemplo, hay situaciones que resolver, como el proyecto de la dársena que tiene cierta superposición de terreno con el Centro Antártico Internacional. Hay que resolver por uno de los dos para ver la localización allí. Probablemente el otro pueda relocalizarse en otro espacio”.

– Sin embargo, el intendente apuntó que en esta revisión había que ver la famosa rentabilidad social y sabemos que estamos en la región de más baja demografía, donde casi ningún proyecto que demanda una alta inversión resulta rentable. Pero, sí es una región extrema que requiere esfuerzos mayúsculos de parte del Estado.

– “En eso, debemos atenernos a lo que determina la legislación y el marco presupuestario. Efectivamente, los proyectos se abordan en la medida que tengan una rentabilidad social mínima del 6%. Y, en zonas extremas, existe una fórmula alternativa para un determinado objetivo que es buscar el mínimo costo para satisfacer ese determinado propósito. Esos son los dos mecanismos que existen y nosotros en la administración de la cartera de proyectos tenemos que atenernos a eso. Creo que, si los beneficios sociales están bien medidos, el hecho de que la región sea pequeña eso no necesariamente deja a los proyectos fuera de concurso. Pero, la necesidad de hacer ese análisis, esa evaluación económico-social es indispensable para priorizar proyectos en forma rigurosa y, en consecuencia, hacer que cundan más los recursos presupuestarios. Porque, de otra forma, se terminan asignando los recursos por presiones políticas, situaciones coyunturales y eso no aborda las situaciones más prioritarias de la población”.

-¿Cuándo vamos a tener una claridad de todos los proyectos que sí se van a ejecutar en Magallanes?

-“El procedimiento en eso está marcado por el calendario de tramitación de presupuesto. De manera que vamos año a año, determinando qué proyectos se pueden abordar….”.

– Se lo pregunto porque el anterior gobierno creó el Pedze, con una cartera definida, inversión más o menos proyectada y un timing, o sea, teníamos algún marco de inversión asegurada. Ahora, tenemos algunos proyectos que pueden o no desarrollarse y un gran grado de incertidumbre. Estamos, además, entrando ya al segundo semestre.

– “Ese plan para el período 2014-2020 contempla 148 mil millones de pesos en inversiones y se ha ejecutado un tercio, faltan dos tercios. Lo que estamos viendo, dentro de los proyectos que faltan, cómo se van priorizando. Si la pregunta es si se va a ejecutar exactamente el mismo monto, eso es algo que  todavía no se puede resolver porque muchos de estos proyectos están todavía en etapa de diseño y allí surgen las evaluaciones que determinan si hay que reducir inversiones o, al revés, aumentarlas. Pero, en general, la disposición y la voluntad es avanzar en estos proyectos e ir abordándolos en la medida de que las condiciones presupuestarias lo permitan”.

Dársena vs. megapuerto

– A propósito de la información entregada sobre la necesidad de reubicar el proyecto de la dársena, resurgió la solicitud de replantear el proyecto y apostar a un megapuerto, más propio a las proyecciones del crecimiento regional y de la conmemoración mundial de los 500 años del paso de Magallanes por el estrecho. ¿Es muy ambicioso o peregrino pensar que el gobierno de Piñera retome el proyecto de dotar a Punta Arenas de un megapuerto?

– “Bueno, eso es algo que amerita de ser estudiado. El futuro de la región y, en particular, de Punta Arenas, pasa en parte por el desarrollo de una mejor infraestructura portuaria. Ese es un proyecto que debe ser estudiado, evaluado y determinarse cuándo es oportuno que sea emprendido. Esa es una responsabilidad que, en buena medida, recae sobre la EPAustral y es ella la que tiene que tomar el liderazgo de un desarrollo de esa naturaleza”.

– Pero, ya hubo una mala señal porque la EPAustral tenía un proyecto de levantar una gran sala de pasajeros en el muelle Prat invirtiendo US$11 millones y Hacienda la obligó a minimizarlo a uno de no más de US$5 millones.

– “Nuevamente, ahí lo que tenemos que ver lo conveniente que es abordar determinados proyectos que son importantes para el futuro de la región y del país y otra cosa es la oportunidad en que éstos deben acometerse de acuerdo a las condiciones presupuestarias del momento. La pregunta suya era si es algo que puede pensarse, si no es muy ambicioso o no. Entonces, creo que se debe mirar hacia el más largo de los plazos e ir proyectando las obras con sentido de futuro, pero otra cosa es cómo uno baja a cosas concretas y es inevitable considerar las condiciones fiscales del momento”.

– En su cartera, ¿cuál será el proyecto emblemático de los 500 años?

– “Eso es algo que no creo que sea yo quién deba definirlo. Es una materia que debemos definir en conjunto entre el gobierno regional y el nacional. Las prioridades en cuanto a obras públicas nacen de las regiones y, después, los proyectos van siendo abordados dependiendo de las capacidades presupuestarias”.