Necrológicas

No podemos pensar en un proceso electoral si no actualizamos nuestra propuesta ideológica al país”

Por La Prensa Austral lunes 30 de julio del 2018

Compartir esta noticia
196
Visitas

Colectividad cumplió 61 años con el desafío de actualizar su propuesta programática y de recuperar las confianzas.

Con miras a recuperar las confianzas luego de la última derrota electoral y la necesidad de actualizar la propuesta programática, la Democracia Cristiana celebró sus 61 años como partido, en una ceremonia que se desarrolló en la sede de calle Mejicana. “Vivimos una etapa importante porque este es el primer año en que la Democracia Cristiana comienza a funcionar por la ley de partidos políticos”, destacó la presidenta regional de la Democracia Cristiana, Eugenia Mancilla.

La titular de la falange regional dijo que buscan fomentar la formación política en los jóvenes y nuevos militantes. Además, el partido trabaja en el refichaje de 600 militantes (en la actualidad tienen 782 adherentes) que están en calidad de suspendidos porque no han ratificado su decisión de seguir perteneciendo a la colectividad, muchos de ellos por falta de información, otros porque viven en lugares aislados o rurales.

Entre los desafíos, Eugenia Mancilla señaló que están abocados a recuperar los afectos internos que se vieron dañados a propósito de lo que fue la derrota electoral del año pasado y este aniversario los encuentra con entusiasmo, pero sobre todo con la necesidad y la disposición de superar las fracciones vividas en el pasado. Añadió que hay una conciencia que a través de la unidad saldrán adelante y estableciendo los criterios comunes para ver cómo conseguirán posicionarse como un partido de oposición.

“No podemos pensar en un proceso electoral si no actualizamos nuestra propuesta ideológica al país, por eso comenzamos este año en función del sexto congreso ideológico ya que tenemos que tener una propuesta que sea acorde y que vaya de acuerdo a la evolución de la sociedad”, explicó la presidenta de la Democracia Cristiana, quien agrega que están desarrollando conversatorios para elevar una propuesta para los próximos cinco años y en ese contexto se va a fomentar el trabajo de militantes en la base social, tanto en organizaciones territoriales como funcionales, tales como las juntas de vecinos y federaciones de estudiantes, apostando especialmente por jóvenes y mujeres.

Luego de la formación de un nuevo movimiento encabezado por militantes históricos, Eugenia Mancilla sostuvo que la “partida de militantes es un momento que no es grato para el partido, sobre todo cuando figuras históricas que han tenido responsabilidades deciden emigrar, es doloroso, pero nosotros estamos convencidos que tenemos que seguir haciendo partido con los que han decidido quedarse”.