Necrológicas
  • Juan Angel Ivanovic Lokvicic

“No queremos Parque terrestre si no se protegen las áreas marinas”

Por La Prensa Austral martes 30 de enero del 2018

Compartir esta noticia
353
Visitas

Presidenta Bachelet firmó ayer en la localidad de Cochrane el discutido decreto.

Este lunes 29 de enero la Presidenta Michelle Bachelet firmó en Cochrane el decreto que crea el Parque Nacional Alacalufes, que comparte las provincias de Magallanes y Ultima Esperanza, estableciendo que serán 4,5 millones de hectáreas las destinadas al turismo de naturaleza y la conservación de los ecosistemas, además de proteger dichas áreas de cualquier tipo de explotación o actividad productiva, siendo nuestra región, una de las incluidas en esta red de parques.

Este proyecto partió en abril de 2017 cuando el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó el acuerdo para crear la Red de Parques de la Patagonia, el que está compuesto por ocho parques, tres en la Región de Los Lagos, cuatro en Aysén y uno en Magallanes, gracias al aporte del Estado y la donación de las fundaciones de Douglas y Kris Tompkins .

En el caso de nuestra región, este proyecto involucra directamente a la Reserva Nacional Alacalufes, la que elevará su categoría a la de Parque Nacional, lo que si bien fue agradecido por las comunidades indígenas con estas palabras: “Hoy para nosotros también es un hecho de alegría que por lo menos la tierra va a estar protegida”, señalaron que este anuncio no deja en claro qué es lo que ocurrirá con las empresas salmoneras ubicadas en el sector costero y principalmente con el desarrollo de sus tradiciones ligadas al área marina.

Problemática por uso
de aguas costeras

Por esta razón es que las comunidades Kawésqar  por la defensa del Mar elaboraron un comunicado en el que señalan esta problemática “no queremos Parque terrestre si no se protegen las áreas marinas, que componen el corazón de nuestra cosmovisión y que ha sido fruto certero de la supervivencia de los Kawésqar”, dejando en claro que sobre este importante punto no hay claridad por parte del gobierno.

Recordemos que anterior a la firma de este proyecto las comunidades indígenas que habitan este sector señalaron la importancia de que la zona marítima fuera declarada Area Marina Protegida de Usos Múltiples, para permitir que sus miembros desarrollen las actividades propias de su cultura como la caza, pesca y recolección de moluscos.

La molestia del
jefe de la Conadi

Otra situación bastante particular es la que manifiesta Nelson Aguilera, jefe de la Oficina de Asuntos Indígenas de Punta Arenas, debido a que por primera vez la Conadi de nuestra región no participó en este proceso de manera directa e indirecta, sino que fue coordinado por la dirección nacional de este organismo.

Incluso el representante regional de la Conadi indicó que gran parte de la información que tienen sobre este proyecto es gracias a los medios de comunicación: “En este caso hemos debido informarnos a través de la prensa de los avances que ocurren en nuestra propia región o a través de las reuniones que nosotros mismos generamos con otros entes involucrados en el proyecto, como la Conaf de Magallanes”, agregando además no saber el verdadero motivo por el que no fueron considerados, a pesar de ser el organismo público encargado de representar a las diferentes etnias que conviven en nuestra región.