Necrológicas
  • Juan Carlos Gallardo Espada
  • Segundo Gallardo Mansilla

Opina seremi de Medio Ambiente, Eduardo Schiappacasse: “Para enfrentar la invasión del castor habrá que controlar la población o erradicarla”

Por La Prensa Austral miércoles 29 de julio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Pensar en una futura erradicación total del castor, especie invasora que ha provocado un daño económico al medio ambiente avaluado en unos US$73 millones, podría parecer algo difícil y de alto costo, sin embargo para el secretario regional ministerial de Medio Ambiente, Eduardo Schiappacasse, puede parecer una alternativa más económica que preocuparse por siempre de mantener el control de su expansión.

La autoridad ambiental valoró el avance de los estudios que desarrolla la Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile, en el marco del proyecto Gef Castor, apoyado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (Fao) y el Ministerio del Medio Ambiente, en el que también interactúan como colaboradores el Sag, la Conaf y la Wildlife Conservation Society, entre otros.

Schiappacasse precisó que uno de los focos del trabajo es ver los efectos en la biodiversidad nativa y que acá se ratifica el tremendo daño al patrimonio natural regional.

“Lo que esperamos del proyecto a su término es que nos entregue una visión global de la población del castor y de las herramientas que se puedan implementar para enfrentar esta especie exótica en el futuro”, señaló.

El seremi de Medio Ambiente precisó que de acuerdo a lo que se ha analizado se puede llegar a tres escenarios: no hacer nada; establecer un control para mantener una población evitando que siga propagándose en la región o trabajar por su erradicación definitiva.

“Al mirar los daños y los costos que ya ha dejado el castor, la erradicación es la que tiene menos impacto económico. Si pensamos en mantener un control habrá que pensar en seguir trabajando a futuro con más recursos en ese objetivo”, expresó.

Schiappacasse afirmó que cuando termine el estudio, previsto para mediados de 2021, se conocerán los insumos y conclusiones con propuestas concretas para enfrentar la especie que fue introducida hace 70 años en el lado argentino de Tierra del Fuego con la idea de impulsar una industria peletera y terminó traspasando la frontera a Chile a comienzos de los años ’60.

La presencia del castor ha alterado sistemáticamente el ecosistema desviando cursos de agua e inundado zonas que antes eran de bosque y completamente secas. Este roedor semiacuático se dedica a cortar madera, construir diques y levantar represas para establecer allí sus castoreras, su hábitat permanente.