Necrológicas
  • Emilio Bórquez Haro
  • Andrés Gallardo Muñoz
  • Lupe Mary Avilés Ruiz

Organizan acciones contrarias a la “toma” feminista: “Vamos a tener que recurrir a una instancia superior y que alguien intervenga porque es una práctica que ya está arraigada”

Por La Prensa Austral martes 12 de junio del 2018

Compartir esta noticia
1.670
Visitas

Desde la noche del miércoles, la Universidad de Magallanes se encuentra “tomada” por un grupo de mujeres estudiantes, agrupadas en la organización “La jauría feminista Umag”, que decidió de esta forma poner sobre la mesa sus demandas, relacionadas con temas de acoso al interior de la casa de estudios, en concordancia con acciones similares que se han replicado en otras universidades del país. Sin embargo, ya comienzan a asomar voces contrarias a este movimiento, no por el fondo de los reclamos, sino por la decisión de ocupar las instalaciones de la universidad, algo que se ha convertido casi en una costumbre en la Umag entre mayo, junio y julio en los últimos años.

Gerardo Bombín Moncada es tesista de la carrera de Ingeniería en Administración de Empresas, y se encuentra organizando a compañeros que, asegura, están cansados de esta situación. Y planea no tener reuniones con las autoridades universitarias, sino llegar con este caso hasta la intendencia.

“Con un grupo nos organizamos, hicimos un llamado para que quienes estuvieran en contra de la ‘toma’ se fueran a manifestar hacia ellas, no contra sus demandas, hay muchas de las demandas que recogimos y entendemos, incluso creemos que podemos apoyar para que lleguen a buen puerto, pero lo que estamos reclamando es nuestro justo derecho a la propiedad que se nos está quitando, que es nuestro tiempo y dinero que invertimos en la universidad, y nuestro derecho a recibir la educación, ante lo cual fuimos el viernes, y nos manifestamos hacia ellas”, partió relatando el estudiante que expresó su extrañeza, porque “era impresionante ver la cantidad de gente externa que ingresó a la ‘toma’ entre las 18,30 y 19,30 para tratar de apoyar este movimiento; colocaron batucadas, ahí sí que no hicieron diferencias de género, entraron hombres y mujeres”, criticó.

Gerardo Bombín mostró un video sobre ese tenso momento. “Tratamos de dialogar con ellas y hacerles ver que estaban incurriendo en un delito, que era justamente el daño a la propiedad y la educación, y que nosotros estábamos predispuestos a ayudarles con sus demandas, siempre y cuando ellas depusieran la ‘toma’ y se reinstalara el orden de las clases, ante lo cual fuimos ninguneados, tratados de basura, nos insultaron, de hecho hay un montón de videos circulando. He sido objeto de burlas, por internet, me hicieron un video. Pero aún así nosotros hemos seguido”.

Por eso, solicitaron una audiencia con el intendente Christian Matheson para exponer sus reclamos: “Queremos lograr una mayor convocatoria y poder exigir a la autoridad, tanto de la universidad como regionales, a que tomen cartas en el asunto para que esto termine de una vez, que sean devueltos nuestros derechos legítimos de propiedad y de educación y que esta práctica, que está arraigada en la cultura de la Universidad de Magallanes, se erradique, y que haya un compromiso real de parte de las autoridades de que el próximo año, cuando iniciemos nuestro año académico, no lo iniciemos sabiendo que entre mayo, junio y julio, va a haber una ‘toma’ en la universidad. Es tanto, que los profesores ni siquiera calendarizan pruebas en junio, imagínese lo arraigado que está en la cultura, porque los profesores asumen que vamos a estar en ‘toma’ y eso es inaceptable”.

Consultado sobre por qué no acudieron primero ante el rector Juan Oyarzo, el estudiante deslizó una crítica hacia la forma en que la autoridad universitaria ha manejado este tipo de situaciones. “El rector nunca ha tomado ninguna medida contra ninguna ‘toma’, históricamente, entonces si nunca ha depuesto una ‘toma’ o nunca ha usado la fuerza pública o los medios que la ley le otorga, vamos a tener que recurrir a una instancia superior y que alguien intervenga esto porque es una práctica que ya está arraigada, y lo peor de todo es que lo estamos asumiendo como sociedad, y eso no puede ser. El rector puede pretender dar cualquier imagen que estime conveniente respecto de sus principios, pero esa imagen no puede pasar por los derechos de nosotros como estudiantes”, profundizó

Finalmente, Gerardo Bombín aventura que, pese a que se entregó un petitorio a las autoridades de la universidad y que ya fue respondido, la medida de presión se mantendrá. “La gente de la ‘toma’ está siendo hipócrita al señalar que están en negociaciones con el rector, siendo que tienen actividades y asambleas calendarizadas para toda esta semana”, concluyó el estudiante que no descarta “hacer una manifestación pública o lisa y llanamente, entrar en la universidad. Tenemos estudiantes de Derecho, Medicina, Enfermería, Fonoaudiología, diferentes pedagogías, Matemática e Incluso Trabajo Social”.

A la espera

En tanto, desde la casa de estudios informaron que el Consejo Académico de la Umag analizó las demandas, las cuales fueron acogidas y respondidas el sábado a través de correo electrónico, pero que hasta ahora no han tenido contestación de parte de “La jauría feminista”.