Necrológicas
  • Arnoldo Imalay Fuentes
  • Virgilio Manuel Hernández Guajardo
  • Vitalicia Millaldeo Bórquez
  • Laura López Guerra

Ovinos de dos planteles ganaderos inician largo periplo con destino a Perú

Por La Prensa Austral miércoles 12 de junio del 2019

Compartir esta noticia
503
Visitas

Con el traslado a Puerto Natales para abordar durante la noche el roll-on de Navimag que los trasladará hasta Puerto Montt, comenzó la travesía para los 73 ovinos de los planteles locales El Trébol y Tehuel Aike Sur vendidos a su símil Santa María, en la localidad de Puno, Perú, distante más de 4 mil kilómetros de Punta Arenas.

Las gestiones para el envío comenzaron desde temprana hora de ayer en Tehuel Aike Sur -a 37 kilómetros de la capital regional- con el embarque de los animales a bordo de dos camiones equipados con suficiente forraje y agua para soportar el extenso viaje, que se estima culminará -previa certificación en Arica, donde tendrán cuarentena de descanso- el 19 ó 20 de junio con la llegada al país limítrofe.

El chofer de Transportes Alvarez,  Werner Alvarez Flores, destacó que para evitar un desgaste en el ganado, la marcha se hará en ciclos de doce horas diarias, parando cada 120 minutos. “Ahí se revisarán las condiciones en que van los animales”, detalló.

En el punto de partida de este periplo y soportando las bajas temperaturas que dejó la nieve caída en horas de la noche, miraba atento el proceso de carga, el médico veterinario sectorial pecuario del Sag Magallanes, Gustavo Stanton-Yonge Molkenbuhr, quien explicitó que previo al envío, los ovinos recibieron vacunas contra enfermedades tales como tétano, gangrena gaseosa y Anthrax. “Perú exige mínimo 30 días de cuarentena, lo que se cumplió holgadamente. Chile ha estado presente en la ganadería peruana desde la década de 1920 y ahora que reabrimos la ruta, nos sentimos muy satisfechos”.

En suma, el seremi de Agricultura, Alfonso Roux, remarcó que “esta es una primera etapa para que nuevos ganaderos o los que están ahora haciéndolo, puedan llegar a otros mercados latinoamericanos y de esta forma ir incrementando los envíos, mejorando además la calidad genética de estos animales”.

Los planteles

Del global de Corriedale adquiridos por la familia Zegarrra (de la cabaña Santa María), un total de 21 ejemplares corresponden al plantel El Trébol de Gillian MacLean, que a la fecha cuenta con 450 ovejas madres de pedigree y 1.600 hembras de masa, en isla Riesco. En representación de éste, Peter MacLean Muñoz sostuvo que se está ante un gran hito para la zona. “Es un enorme agrado ver que se dé y abra este mercado para nosotros, ya que es una posibilidad cierta de invertir más en los planteles para vender posteriormente genética a otro lugar. En la época de mi abuelo, hubo envíos a Brasil, Argentina y semen a Uruguay. Ahora se retoma la senda gracias a las gestiones del Sag, entre otras entidades”.

Por su parte, Patricio Almonacid -de Tehuel Aike Sur- se mostró feliz de que llegara ‘El Día D’. “Fue un largo tramo pero estamos felices porque nos encontramos en los plazos justos, sumado a que los 73 animales van con forraje y agua; las hembras van separadas de los machos y cuando toquen suelo ariqueño, permanecerán uno o dos días en una granja educativa habilitada por el Sag en Arica para caminar, beber agua y alimentarse, tras lo cual seguirán rumbo a Tacna”, dijo el propietario del plantel que a la fecha cuenta con una dotación de 3.500 ovejas madre, de las que 400 corresponden a puras de pedigree y el resto a puro por cruza. “Padres de cabaña tenemos 12 importados, más toda la línea que se ha generado”, acotó.

El encargado de la cabaña, Eduardo Navarro Pérez, complementó destacando el gran paso dado por el plantel y puntualizó: “Quizás lo único que demoró fue el protocolo sanitario pero está todo bien y los animales se van en perfectas condiciones, en un transporte que es además el adecuado”.

En complemento y tras su llegada a la región el 18 de abril pasado, el cabañero peruano, Fredy Halanoca Charata, valoró las condiciones de crianza ovina en Magallanes. “A diferencia de mi país donde están al aire libre, acá se hace también a galpón y la alimentación es más abundante, lo que da una mejor calidad del animal”.