Necrológicas

Padre Sergio Astorga, rector del Liceo San José y del Instituto Don Bosco “Frente a la Reforma Educacional ningún colegio salesiano va a pasar a ser particular pagado”

Por La Prensa Austral domingo 16 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
735
Visitas

Con el desafío de pasar a la gratuidad, los establecimientos educacionales de la  Congregación Salesiana están celebrando los 200 años del nacimiento de Juan Bosco, instancia en que se desarrollan distintas actividades que buscan dar a conocer la obra de su fundador.

“Nosotros celebramos el nacimiento porque está vivo en los jóvenes salesianos, en las hijas de María Auxiliadora, en la familia salesiana que trabajan en la promoción de los jóvenes, no sólo en lo educativo sino que en lo valórico y en los técnicos profesionales ofrecerles una especialización”, dijo el sacerdore salesiano, Padre Sergio Astorga, director de la obra en el Liceo San José y en el Instituto Don Bosco.

En Punta Arenas, la congregación en la actualidad tiene dos presencias de salesianos, el Instituto Don Bosco que es un colegio técnico profesional y el Liceo San José, que es científico humanista. Además, tienen el Instituto Sagrada Familia que es un establecimiento técnico profesional y el Liceo María Auxiliadora que es de formación científica humanista. Hay otros dos colegios en Puerto Natales.

“En Magallanes somos mayoría, en el Instituto Don Bosco tenemos 1.300 alumnos desde pre básica a cuarto medio y, en el Liceo San José, hay 1.080. Las hermanas tienen un número similar, en Instituto Sagrada Familia hay un número similar al igual que en María Auxiliadora”, dice el sacerdote salesiano.

– ¿Cuáles son los desafíos de la obra salesiana?

– “Nosotros tenemos como desafío ofrecer un proyecto educativo que no sólo se base en lo profesional, sino que también en lo valórico. Es cierto que hay un ranking debido a las evaluaciones externas como el Simce y la PSU y también, es cierto, que tenemos que procurar la excelencia académica de nuestros alumnos.

“Sin embargo, nosotros vamos más allá, pues también tenemos que tener en cuenta la parte valórica. Entonces para cumplir con nuestro desafío, es fundamental que en la parte educativa podamos llegar a los alumnos que tienen menos oportunidades en la vida y, por eso, es que frente a la reforma de educación ningún colegio salesiano va a pasar a ser particular pagado, todos se van a a coger a la gratuidad a medida de que podamos entrar”.

– ¿Cómo va a ser este proceso de gratuidad?

– “Vamos a entrar gradualmente, porque la situación económica hay que preverla. Hay colegios con mayor copago por lo que los recursos que va a entregar el Estado no alcanzan para financiar todo lo que hacemos en un colegio. No es sólo pagar la planilla de sueldos y las cotizaciones, sino que todo lo que significan las actividades extraescolares, que nosotros llamamos Acles.

“En la congregación, existe un departamento de estudios de esta materia y un departamento económico. Nuestros recursos están centralizados, en la casa central se evalúa lo que entra y sale, además de los dineros que tenemos y no es por control, sino que es para mantener un orden. Cabe recordar que esto es parte de lo que la Superintendencia de Educación nos obliga. Tenemos que tener un control de los gastos que realizamos”.

– ¿Cuáles son los gastos en estos colegios?

– “Este colegio tiene grandes pagos, como la luz, agua y gas, que son gastos importantes. En el caso del Liceo San José, las dependencias tienen un área nueva, que se están pagando hasta el 2025, son 14 millones de pesos los que se pagan al banco mensualmente y salen del colegio, porque no se contaba con los recursos así que se solicitó un préstamo y eso hay que pagarlos.

“Además, la parte antigua necesita reparaciones urgentes, ya que lleva muchos años. Es de cemento que ahora se está cayendo, las ventanas son de fierro y hay que cambiarlas en termo-panel para evitar el frio, pero eso implica millones de pesos. Vamos a ir trabajando con el Centro de Padres que son quienes ayudan a implementar cosas para los alumnos.

“En el caso del Instituto Don Bosco, también tiene gastos millonarios, sólo que el otro tiene una construcción más armónica y se ha mantenido”.

– ¿Qué harán con los presupuestos frente a la gratuidad?

– “Nosotros gastamos toda la subvención que nos llega desde el Estado en los sueldos y en las AFP. En tanto que el copago se usa para las actividades extraescolares y el mantenimiento que se hace.

“La estadística que hemos hecho durante el primer semestre es que probablemente el Instituto Don Bosco pase a la gratuidad en 2017 y el San José pasará a la gratuidad después, ya que el copago es alto en comparación con el resto de los colegios salesianos en la región.

“Lo que nosotros sacamos de promedio en la región si un colegio particular quiere sobrevivir lo menos que tiene que cobrar son $150 mil si es que el colegio quiere mantenerse y $200 mil para que les quede algo de ganancia.

“Nosotros vamos a pasar a gratuidad a medida que se vaya permitiendo. En el caso de Puerto Natales, es un colegio con alumnos con alta vulnerabilidad, tiene el Pie mayor, además tiene un copago muy bajo por lo que se puede pasar a la gratuidad”.

Cabe recordar que con la gratuidad los colegios técnicos reciben más que los colegios científico humanistas, por la vulnerabilidad de sus estudiantes.