Necrológicas
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Isabel Barrientos Barría

Parceleros de Ultima Esperanza se adentrarán en el llamativo desafío de producir tortas de queso ovino

Por La Prensa Austral lunes 15 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
216
Visitas

Se trata de un alimento que ya es muy valorado por los paladares europeos y un potencial pilar en lo que se refiere al desarrollo de la lechería ovina. Se trata de las exquisitas “tortas de queso”, productos que podrían ganar terreno en la gastronomía magallánica, gracias al programa denominado “Desarrollo productivo y comercial en elaboración de queso de ovejas para pequeños productores”, relevado por la secretaria regional ministerial de Agricultura Etel Latorre Varas, quien se reunió en dependencias del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) de Puerto Natales, con los parceleros de la agrupación de la Colonia Isabel Riquelme, para invitarlos a ser partícipes de esta iniciativa.
Este encuentro tuvo como propósito conocer sus intereses y requerimientos para sumarse a este programa de producción lechera ovina. En sí, la impronta permite crear las capacidades técnicas como de equipamiento para ello, con el objetivo final de lograr un queso de oveja muy cotizado por los paladares europeos, satisfaciendo una demanda gastronómica asociada a la industria turística de la provincia de Ultima Esperanza.
A saber, una planta quesera ovina puede iniciarse idealmente con una masa ovina de aproximadamente 200 ovejas con aptitud lechera y que provengan de al menos 10 pequeños productores para desarrollar un queso cremoso, tipo torta de queso de ovino para integrarse a la oferta de las cartas gastronómicas de los hoteles de la Región de Magallanes.
Actualmente, el programa descrito se encuentra en etapa de evaluación por parte del gobierno regional, hecho respecto del cual la seremi Latorre señaló que “resulta ser la instancia precisa para ajustar los presupuestos a las demandas reales de los productores”, quienes plantearon la necesidad de asegurar el abastecimiento de agua para sus ovejas y la higiene, contar con un aporte económico para incrementar sus rebaños ovinos, junto con la incorporación de la raza de perros pastores que permiten cuidar los rebaños y protegerlos de  los ataques que constantemente realizan los perros asilvestrados, mermando los rebaños de los parceleros que en promedio no suman más de 60 ovejas por ganadero”.