Necrológicas

Patrullas militares pusieron a prueba destreza, liderazgo y capacidad física

Por La Prensa Austral miércoles 5 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
245
Visitas

Una intensa jornada vivieron ayer los más de 100 efectivos de las Fuerzas Armadas y de Orden que participaron de la sexta versión de la Competencia de Patrullas, organizada por el Regimiento Pudeto y que se enmarca dentro de las actividades del Mes del Ejército.

Lo anterior, una experiencia que tuvo lugar en el campo de Instrucción Militar Chorrillo Basilio -perteneciente a la V División de Ejército-, situado a 75 kilómetros al norte de Punta Arenas y donde entre las 10 y hasta las 19 horas se desplegaron por turnos 13 equipos que mediante un recorrido, fueron evaluados en sus niveles de instrucción y entrenamiento individual.

Se trató en definitiva de equipos conformados por 8 personas, a saber un oficial, cinco suboficiales y dos soldados conscriptos, en el caso de todas las unidades que componen dicha entidad castrense, como también de la Fuerza Aérea, Escuela Militar de Santiago y el Comando de la Brigada Mecanizada XI de Argentina. Así también, con el mismo número de integrantes -de distintos cargos-, se sumaron al desafío Carabineros (miembros del Gope) y la debutante de esta versión, la Policía de Investigaciones.

Las pruebas

Todos, sin excepción, debieron demostrar resistencia y temple para sortear las ocho pruebas establecidas y dispuestas en un rango de 15 kilómetros de suelos para ellos desconocidos: arme y desarme de fusil, pistola y ametralladora; cruce de río a través de una pasarela, utilizando su equipo personal; paso de obstáculos; navegación, recorriendo el terreno a través de una carta topográfica y el uso de brújula; primeros auxilios, simulando la atención a un herido para trasladarlo a zona segura; lanzamiento de granadas a distancias de 15 metros y 25 metros debiendo impactar un objetivo; pruebas de liderazgo que incluyeron tractar un camión en una distancia de 50 metros, cambiar el neumático de un jeep y transportar cajas de munición de 45 kilos cada una. Ello, además de la prueba de tiro de fusil a una distancia de 200 metros. Completar la actividad en sí, tomó para cada equipo un promedio de 2 horas 30 minutos a 3 horas 30 minutos.

A lo anterior, el teniente coronel Alejandro Moreno Araya, comandante del Regimiento Pudeto, destacó que en este tipo de pruebas, los participantes no sólo dan cuenta de todos sus conocimientos técnicos, sino que “demuestran las capacidades de liderazgo y todas aquellas que competen a un equipo”.

Protagonistas en competencia

Orgulloso de estar presente, el subteniente del destacamento Caupolicán, Rodrigo Carvallo Zúñiga, señaló que es la primera vez que participa en la patrulla “y de verdad estamos muy emocionados. Nos estuvimos preparando durante tres semanas”, acotó.

Por su parte y encabezando la Brigada Mecanizada XI Brigadier, el mayor del Ejército argentino, Juan Ignacio Cortés, preparaba a sus dirigidos. “Es la cuarta vez que participamos, el año pasado salimos primero”, precisó.

A su vez, el capitán Pablo Aguirre Guedel-hoefer, jefe de la rama Weichafe de la Escuela Militar, dio realce a la participación de los alumnos de primero, segundo y tercer año -todos cadetes de Santiago- que integran dicha rama de disciplina militar, toda vez que son entrenados para patrullas que se desarrollan en West Point, Estados Unidos.

La PDI por su parte, fue debutante en estas lides, como bien lo señaló el comisario de la Brigada de Inteligencia Cristián Robledo Rojas. “Es la primera vez que estamos participando como institución en este tipo de competencia, son ocho oficiales de distintas brigadas unidos por las ganas de enfrentar un desafío objetivo”, puntualizó, relatando que los planes de entrenamiento fueron de carácter personalizado, por tratarse de una institución no militarizada y por ende, ajena a un training de este nivel.