Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Pelea de choferes permitió detener a presunto autor de millonarias estafas

Por La Prensa Austral domingo 24 de enero del 2016

Compartir esta noticia
351
Visitas

Ocho delitos de estafas le imputaron ayer a Jorge Montecinos Carrasco, sujeto que fue detenido por Carabineros, luego que protagonizara una pelea con un conductor de taxi al cual le provocó daños con un fierro en su vehículo. El sujeto era requerido por la justicia, ya que existían diversas denuncias en su contra por ventas falsas de automóviles traídos desde el extranjero por Zona Franca.
Desde el año pasado que Montecinos era requerido por la Fiscalía para formalizar investigación en su contra por estafas reiteradas, sin embargo, no se había podido dar con su paradero. Dicha suerte parece habérsele terminado ayer, luego que se trenzara en una riña con un chofer, en el aeropuerto de Punta Arenas, comenzando así a tejer la red que finalmente permitió su captura.
Todo comenzó cerca de la 0 hora de ayer, cuando Montecinos, en hall del terminal aéreo de nuestra ciudad, fue encarado por Claudio Rodríguez Ortiz, quien lo saca del recinto propinándole un certero golpe en el rostro, tras lo cual el agresor se retira del lugar en su vehículo, dejando magullada a su víctima.
Más tarde, Montecinos Carrasco, en el centro de la ciudad, en calle Balmaceda, encontró aparcado el auto de su agresor, contra el que arremetió con un fierro, quebrándoles los cristales delantero y trasero, provocando daños avaluados en cerca de 500 mil pesos.
Por todo lo anterior, Rodríguez Ortiz fue formalizado como autor lesiones leves, mientras Montecinos Carrasco fue imputado como autor de daños. Sin embargo, sólo uno de los imputados se pudo retirar de la sala, mientras que el otro enfrentó los cargos que el fiscal Fernando Dobson tenía preparado para comunicar.
Ocho en total son los ilícitos en los que se le imputa autoría a Montecinos, todos de similares características. Ofrecía importar vehículos desde el extranjero, como usuario de Zona Franca, pidiendo parte del importe a los clientes, transacciones que nunca se concretaban.
Así las cosas, los afectados, uno a uno, y de manera independiente fueron denunciando a las autoridades, que sus vehículos nunca llegaron, y que de los dineros y el supuesto importador, ni luces volvieron a tener.
Los embauques fluctuaban entre los 800 mil y los 4,3 millones de pesos, logrando apropiarse de un total de 21 millones 300 mil pesos de los afectados. Al respecto el imputado intentó explicar que, supuestamente, ha devuelto parte de los dineros, pero, por consejo de su defensor, mantuvo silencio.
Finalmente se fijó un plazo de 3 meses para investigar los delitos, que se arrastran desde agosto de 2012, y que habría sido ejecutados hasta septiembre de 2013. Durante ese plazo, Montecinos no podrá abandonar la región, y deberá firmar quincenalmente el libro de control del Ministerio Público.