Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Periodismo científico: El punto de encuentro entre la comunidad y la ciencia.

Por La Prensa Austral domingo 8 de mayo del 2016

Compartir esta noticia
293
Visitas

Dirección de Comunicaciones Centro Regional Fundación Cequa

No es ninguna novedad que en el imaginario colectivo de la gente cuando hablamos de “Ciencia” da como resultado que es una expresión compleja e inalcanzable a la cual sólo unos pocos tienen acceso. Tampoco es novedad que es poco lo que sabemos de ciencia por la falta de difusión, y que podríamos saber mucho más.

Es ahí donde entra en juego el Periodismo Científico, para explicarnos y simplificarnos los temas que deberían ser de dominio público, informando  con rigor y oportunidad sobre los temas de actualidad en ciencia y tecnología; pero también debe hacerlo de forma amena, fascinante, y que muestre las historias que conectan a la ciencia con todo el resto de la cultura humana.

Entonces la pregunta que surge es ¿por qué debemos saber de ciencia?; las respuestas pueden ser variadas y tener diversos puntos de vista, pero principalmente es importante saber “ciencia” por el impacto que tiene en la sociedad. Es por eso que podemos decir que influye en el aspecto cultural, social, político, tecnológico, educacional, salud, ambiental y varios más dentro de nuestra comunidad.

Por ejemplo, sabía usted que mueren en el mundo más de 1.500 ballenas a raíz de la caza de esta especie, y que la población total entre ballenas francas y jorobadas actualmente no sobrepasa los 15.000 ejemplares, lo que representan el 10% de las que existían hace 100 años atrás, y que por suerte cerca de 120 de estos ejemplares llegan al Estrecho de Magallanes cada año, lugar en el cual permanecen alrededor de 6 meses.

Sabía usted también que el Centro Regional Fundación Cequa ha estudiado de manera detallada su comportamiento reproductivo, alimentario y migratorio, además de su genética. Así, han obtenido información clave que nos permite actuar y generar estrategias para su conservación, y además de difundirlo y compartir este conocimiento con la comunidad magallánica.

Sin el periodismo científico no podríamos saber estos datos, y sin la divulgación científica, no podemos hacer nada más que sentarnos a mirar y seguir pensando que el científico es quien está sentado muchas horas frente a un microscopio, teniendo un desconocimiento de su trabajo.

Para finalizar, cabe destacar que este tipo de periodismo, intenta ir más allá de la mera información, interpretando datos, cifras, definiciones extrañas y otras cosas, para así poder entregárselo a la gente creando empatía y opinión, encontrando aquí un punto de reunión entre el científico y la comunidad, y en donde no está demás decir que se conjugraría la expresión: “ciencia, la hacemos todos”.