Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Toma de terreno: pese a la conformación de una mesa de trabajo habrá desalojo

Por La Prensa Austral jueves 14 de abril del 2016

Compartir esta noticia
1.412
Visitas

Es un buen paso para poder continuar siempre con las palabras, antes que con la fuerza, y poder comprometer a la autoridad a seguir un trabajo en conjunto es importante, pero esperábamos un poco más”, manifestó René Formantel, uno de los voceros de la toma “Puño en alto”, luego de asistir, junto con otros tres representantes, a una reunión con el intendente Jorge Flies y el seremi de Vivienda y Urbanismo, Fernando Haro, instancia llevada a cabo a las 16,20 horas de ayer y que duró un poco más de una hora en el edificio del gobierno regional.

En el cónclave, el cuarteto de delegados de los manifestantes planteó las numerosas problemáticas habitacionales que aquejan y atribulan a las decenas de familias que el reciente fin de semana fueron a instalarse en un predio eriazo, situado en la prolongación de calle Enrique Abello, sector norponiente de Punta Arenas, instando a las autoridades en reiteradas ocasiones durante la reunión, a visitar la improvisada y precaria instalación, invitación que fue rechazada y en cambio se instó a las personas movilizadas en toma a que se acerquen a las oficinas del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu).

Tras un extendido coloquio entre ambas partes, la máxima autoridad regional concertó conformar una mesa de diálogo, cuya funcionalidad apuntará a encontrar de forma progresiva y gradual las soluciones a la medida de presión que comenzó el sábado pasado, cuando a las 18 horas de ese día un grupo de diez familias se asentó con sus carpas en el sitio baldío. Además los voceros se comprometieron a facilitar al Serviu y a la intendencia regional, el próximo viernes, una minuta que establecerá el petitorio de exigencias junto con los nombres y Rut de todas las personas que integran la toma.

Solución, pero
dentro del sistema

Al respecto, el intendente Flies afirmó que “la invitación es que por un medio pacífico, podamos hacer el esfuerzo en conjunto de una necesidad que sabemos como gobierno que la tienen muchas familias. Nos juntaremos con ellos, hemos pedido los datos de cada uno de los miembros de esta toma. Muchos de ellos me cuentan que han sido estafados y somos solidarios con ese proceso, pero al igual que otras agrupaciones tienen que estar dentro del sistema, sino no hay una viabilidad de dar solución a esto”.

Por otro lado, Formantel recalcó que “aquí no hubo una solución. Se les ha dicho hasta el cansancio que la gente ha ido al Serviu varias veces y no hay ningún tipo de solución y es simplemente más de lo mismo. Lo que sí pudimos lograr es entablar que ya para la próxima semana podamos tener otra reunión y armar una mesa de trabajo para ver este tema. Entendemos que el intendente se rige por un programa de gobierno que también tiene que cumplir y debe cuadrarse con la política nacional, pero la gente acá está esperanzada”.

En ese mismo sentido, el seremi de Vivienda y Urbanismo, Fernando Haro, determinó que “cualquiera de estos elementos que surgen nos desordena algo que ya está planificado. Conversando nos dimos cuenta de que en muchas de las cosas estábamos de acuerdo, aunque ellos desconocen de otras que estamos haciendo como sector”. Asimismo, y respondiendo a una de las demandas de la toma que apunta a la falta de regulación de los arriendos de las casas adquiridas mediante el Serviu, Haro acentuó en que “todo el equipo jurídico del Serviu y del Minvu está haciendo desde la semana pasada el proceso de fiscalización de estas viviendas”.

“El desalojo es inminente”

Tres veces concurrió un retén policial durante la jornada de ayer a la toma “Puño en alto”. A las 9 de la mañana les dijeron que no había ninguna orden de desalojo. A las 10 horas y a las 13 horas fue el teniente coronel Rodolfo Lobos a comunicar que pronto saldría la solicitud para desocupara el lugar.

La duda que primaba entre los pobladores era a quién le pertenecía el terreno que ellos estaban ocupando.

Según Carla Tejeda, jefa de gabinete de la seremi de Bienes Nacionales de Magallanes, “si se descarta que son terrenos del Serviu, tendría que ser particular. No es un terreno fiscal y por ende, no tenemos antecedentes respecto al terreno. En ese sector, el Serviu tiene harto terreno, por eso nosotros pensábamos que podría haber sido de dicho servicio, pero nuestro no es”.

Desde el Servicio de Vivienda y Urbanización comunicaron que una parte del sitio en su totalidad les correspondía, aunque la toma -según ellos- no estaba emplazada en su territorio, por lo que el organismo no podría solicitar el desalojo a la gobernación provincial. Por su parte, el seremi Fernando Haro determinó que “ellos están entre dos terrenos, uno de un particular y otro que es del Serviu, el cual tiene como destino la construcción de viviendas tuteladas para adultos mayores”.

Flies no transa

A pesar de la incertidumbre, el intendente no transó y fue enfático en que el desalojo se debe realizar lo antes posible, pactando con los manifestantes un tiempo “prudente” para abandonar el improvisado campamento.

Tras retornar al predio luego de la reunión con las autoridades, los voceros efectuaron una asamblea con los adherentes a la manifestación, estableciendo que se va a esperar la llegada de Carabineros para comenzar con el procedimiento de desocupación del sitio.

“El desalojo es inminente. Lo que pudimos lograr fue tener un poco más de tiempo, pero el desalojo va a ir sí o sí, por lo tanto la gente está conciente de que se va a tener que ir y eso va a ser de forma pasiva como se ha dicho siempre”, añadió René Formantel, que tras la decisión de Flies muchas familias quedarán en la calle.

“Si hay alguien que quede en la calle ellos van a ver algún tipo de albergue, pero eso es una nebulosa, es poco concreto, entonces no se da la confianza necesaria para que uno pueda tomar en serio esa propuesta. El intendente en algún momento planteó que tenía la impresión de que había que pagar los arriendos de la gente, eso no es así. Se les dejó en claro en varias oportunidades que nosotros no estamos buscando que se nos regalen las cosas. Nosotros aquí no vamos a enfrentarnos a Carabineros porque no tiene ningún sentido. Reafirmamos que la postura de la toma es pacífica, y no tenemos ánimos de adueñarnos del terreno. Entendemos que tenemos la razón por lo cual no necesitamos usar la fuerza”, sentenció.