Necrológicas
  • Emilia Sánchez Saldivia
  • Mercedes Castro Arias
  • María “Mila” Muñoz Gómez
  • Carlos Chandia

Pese a perderlo todo, desolada pobladora en toma llora la muerte de sus mascotas

Por La Prensa Austral martes 4 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
1.493
Visitas

Con nada más que cenizas y los restos carbonizados de lo poco que poseían se quedó una pareja de adultos mayores, que la noche del domingo fue testigo de cómo un infernal incendio destruyó la modesta vivienda que hace poco más de un año habían levantado en un sector donde se emplazan diversas “tomas de terreno”, localizado en la prolongación de calle Enrique Abello, al norponiente de Punta Arenas.

Aunque el dolor más grande de la señora María Unquén, de 67 años, quien vivía en la mediagua destruida junto a su pareja Anselmo Cárdenas, de 65 años, y dos hijos, fue haber perdido trágicamente a sus queridas mascotas (loros, gatos y perros), que murieron calcinados ante la voracidad de las llamas, potenciadas con el fuerte viento imperante de más de 100 kilómetros por hora. También la dificultad para acceder al lugar por parte de los voluntarios de Bomberos, hizo que en pocos minutos el endeble inmueble se viniera abajo. Tras angustiosos minutos el fuego pudo ser controlado y así alejar el inminente peligro de propagación que existía.

Pese a que las lágrimas y los sollozos no permitían el habla de la mujer damnificada, sus vecinos manifestaron que se necesita con urgencia materiales de construcción, sobre todo madera, con el fin de volver a reconstruir un lugar en el cual los afectados puedan sobrevivir. Por aquel motivo, hicieron un sentido llamado a la siempre solidaria comunidad puntarenense a ponerse la mano en el corazón, ya que además la familia que residía ahí no alcanzó a rescatar pertenencia alguna. Aseguraron que vestimentas, zapatos, comida, camas, colchones, mobiliario en general y cualquier cosa se hace fundamental en estos momentos.

Respecto al origen de la emergencia, la misma señora Unquén manifestó que al momento de acostarse dejó una vela en el dormitorio, ya que el lugar no cuenta con suministro eléctrico, y habrían sido sus propios gatitos quienes comenzaron a jugar con dicha lamparilla, la cual cayó sobre la cama, iniciándose el violento siniestro.

“La señora y su marido viven sólo de su pensión, no tienen cómo arrendar una casa, y por eso se vinieron a vivir acá. Ellos son abuelitos y no tienen empleo, y tampoco pueden trabajar”, aseveró el vecino Juan Maldonado.

Por otra parte, Luz Sandoval relató que “yo salí a darle comida a mi perro en la noche y vi las llamas que salían por el techo, y ya estaba completamente calcinada. Todo el mundo pedía ayuda y se sentían los gritos desesperados de mi vecina”.

Los pobladores alzaron sus solicitudes hacia las autoridades pertinentes, dando a conocer la ingente carencia que existe por nivelar y emparejar los caminos que recorren las viviendas, como también de disponer de algunos suministros como agua y electricidad, vitales elementos que al no estar presentes, dificultaron la labor de Bomberos durante la noche dominical.

Quienes estén interesados en otorgarle cualquier tipo de ayuda, se pueden contactar con Silvia Aguilera, hija de la mujer afectada, al celular +56958452512.

Coincidentemente, al ser consultados por La Prensa Austral, tanto el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, como el seremi de Vivienda, José Miguel Horcos, argumentaron que ante esta situación ellos no pueden invertir o destinar recursos fiscales debido a que las personas que residen en dicho sector lo hacen en un terreno privado, pese a que ellos se asentaron en dicho lugar ante la necesidad y el hecho de no disponer de los recursos y los requisitos como para acceder a una casa propia por medio de los protocolos establecidos.

“El único antecedente que nosotros tenemos es que hay un grupo de familias que están ocupando un terreno privado de forma irregular, pero ese terreno no es del ministerio, y nosotros no podemos intervenir porque son sitios particulares. La gente que está ocupando y que necesita una vivienda, lo único que tiene que hacer es concurrir a las oficinas del Serviu e inscribirse como lo hace el resto de la gente, nosotros no tenemos solicitudes de viviendas de esa gente”, explicó el titular regional de Vivienda.

Finalmente, el jefe comunal aclaró que personal de la Dideco les tomó los antecedentes para ver cómo podían ayudarlos, pero respecto a la solicitud de los pobladores puntualizó tajantemente que “no se pueden invertir recursos públicos en lugares particulares. Es una situación que está determinada por el ordenamiento jurídico”, haciéndoles el llamado a formar parte de las entidades patrocinantes de la municipalidad para poder postular a una vivienda en las condiciones regulares.