Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Pese a sospechas fundadas de familia, Fiscalía cerró caso de incendio en parcela

Por La Prensa Austral jueves 18 de agosto del 2016

Compartir esta noticia
129
Visitas

No era primera vez que la familia de José Velásquez Mansilla era afectada por un hecho similar, luego que en la noche del lunes 23 de mayo pasado un incendio destruyera el quincho y una bodega existente en la parcela Nº13 de prolongación Capitán Juan Guillermos. Lo cierto es que semanas antes desconocidos habían prendido fuego a un sillón situado en el patio del predio, a unos 3 metros de la construcción ahora destruida. Pese a lo anterior, la Fiscalía decidió no continuar investigando, y cerró sin imputados la causa penal.

El informe pericial de Bomberos habría sido determinante para el desenlace judicial de este caso, al dar cuenta que el fuego se había iniciado por la combustión de la superficie de un sofá, que habría entrado en contacto con un objeto portador de llama o calor, objeto que no habría sido identificado.

“Es por eso que la conducta no puede enmarcarse dentro de algún tipo penal de nuestro derecho”, argumento invocado por la Fiscalía y que fue comunicado al Juzgado de Garantía, haciendo uso de la facultad de no perseverar en la investigación.

No obstante, lo informado pericialmente, y la declaración de los afectados, al menos cabía la duda de la intervención de terceras personas, según lo relatado en su momento por el padre de familia, donde vecinos habrían visto a desconocidos escapar del predio cuando se desató el incendio. A lo anterior, se sumaron los ruidos que la dueña de casa sintió antes del incendio, al igual que los ladridos y luego llanto de la mascota de la parcela.

Finalmente, el informe pericial no concuerda con lo que el denunciante relató a nuestro medio, informando que el sillón donde se habría iniciado el fuego, había sido quemado semanas antes también de manera sospechosa, hecho al cual no le dieron mayor importancia, hasta que se produjo el siniestro que destruyó el quincho y la bodega de la parcela.

Pese a lo anterior, el Juzgado de Garantía dio lugar a la solicitud del Ministerio Público, decretando el archivo de la causa.