Necrológicas
  • Andrés Gatica Poblete
  • Raúl Hernández Navarro
  • Cristián Mateluna

Preocupación por leaseback que pone en compraventa el rodoviario de Natales

Por La Prensa Austral miércoles 4 de diciembre del 2019

Compartir esta noticia
1.123
Visitas

Preocupación causó en Puerto Natales el leaseback que pone en compraventa el terminal de buses de la ciudad, con el cual se espera obtener un monto de aproximado a los $800 millones que estarían destinados a enfrentar el pago de las demandas ganadas por los docentes ante los tribunales, por el no pago de los bonos proporcionales otorgados por la Subvención Adicional Especial.

La ex consejera regional Antonieta Oyarzo manifestó su preocupación por este tema y expresó que por este medio se está tratando de rescatar a la Corporación Municipal de una “mala administración”.

Dijo que hay indicadores públicos que establecen que los déficit han ido aumentando del año 2013 hasta el 2018 en la Corporación Municipal.

Expresó que “si podríamos graficarlo estamos hablando de un barril sin fondo. Hoy queda en evidencia que la educación pública en Natales requiere de una cirugía mayor. Siento que es lamentable que se haya llegado a esta situación después de tantos años de una administración aparentemente exitosa y que ad portas de terminar se empiece a hipotecar infraestructura ciudadana que fue construida con fondos públicos y que hoy entre a una transacción financiera poniendo en riesgo el patrimonio de nuestra ciudad”.

Calificó como un error que se haya aprobado esta transacción, porque no se iba a mejorar la gestión al frente de la Corporación Municipal porque se le traspasen fondos frescos.

Acotó que “el leaseback es una medida de emergencia frente a un proceso administrativo que fue mal llevado”.

Agregó que se han traspasado una serie de fondos a las Corporaciones destinados a regularizar las deudas, los que hasta el momento no han sido suficientes, pese a que se tratan de montos millonarios.

Dijo que “sería bueno conocer a qué se han destinado todos esos fondos y a qué se debe este gran déficit que presenta la Corporación Municipal de Natales”.

Heredar una pesada carga

Lamentó que gestiones municipales que han tenido durante muchos periodos la administración de una ciudad y que ven que están llegando a su fin comiencen a endeudarse para solucionar los grandes errores administrativos que han cometido y también hacer más difícil la tarea de quien los reemplazará frente al municipio. Agregó que “es fácil gobernar entre inauguraciones y cortes de cinta, pero es en el periodo de crisis donde una autoridad muestra de qué está hecho. Esta administración municipal se está cayendo a pedazos y la mayor evidencia es la situación actual de la Cormunat”.

Leaseback aprobado

En mayo de este año el Concejo Municipal aprobó la realización de un leaseback con el voto en contra del concejal Guillermo Ruiz. El mencionado instrumento financiero permite transformar un activo fijo en liquidez, el cual se realiza mediante un contrato de compraventa. Una vez superado el trámite ante el Concejo Municipal la propuesta debe ser aprobada por el Ministerio de Hacienda, el cual en este caso ya la autorizó. Ahora se inicia un proceso de licitación ante las entidades financieras donde se pondrá en compraventa el terminal de buses. Tampoco se ha determinado el periodo de pago, que puede ser entre 6 a 8 años.

El alcalde Fernando Paredes ya había adelantado que este sistema era el único con el cual se podía enfrentar el pago de las  demandas ganadas en tribunales por el profesorado natalino por la no cancelación en su momento de los bonos proporcionales de la Subvención Adicional Especial. Aunque la Corporación Municipal defendió ante tribunales que dichos bonos se habían cancelado en su momento (antes del inicio del periodo alcaldicio de Fernando Paredes) los tribunales determinaron que lo anterior no fue así.

Ya el año pasado los tribunales obligaron a pagar a la Cormunat una demanda presentada por 33 profesores por un monto de $400 millones aproximadamente. Luego un grupo de 66 docentes ganó ante la Corte Suprema una nueva demanda. El monto aún se encuentra en estudio, el cual debiera ser entre $600 a $800 millones. Para este último se requiere los dineros que provengan del leaseback con el fin de evitar que los tribunales obliguen a su pago, lo cual podría implicar el embargo de las cuentas corrientes de la Corporación Municipal.