Necrológicas
  • Alejandro Jorge Plastic Barría
  • Emilio Mendoza Silva

Prestigiosa agencia promueve venta de 100 mil hectáreas en Cabo Froward

Por La Prensa Austral miércoles 12 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

Se trata de tres lotes que están a sólo 90 kilómetros de Punta Arenas y se destaca su potencial turístico y un posible desarrollo para certificación y aplicación de bonos de carbono.

Casi 100 mil hectáreas ubicadas en la zona de Cabo Froward se han puesto en venta y ésta está siendo promovida por una prestigiosa agencia de bienes raíces suntuarios, la que mantiene en reserva el monto de dinero que se espera conseguir.

La venta se promociona mostrando una fotografía del Cabo Froward, antiguamente llamado Morro de Santa Aqueda, en cuya cima se encuentra la Cruz de los Mares, levantada en homenaje a la visita del Papa Juan Pablo II a Chile y a Magallanes, en particular, en 1987.

Este picacho es el punto más austral del continente americano.

Sotheby’s International Realty es la agencia encargada de la transacción. Fue fundada en 1976 y mantiene sus oficinas centrales en Estados Unidos. Pero, opera como una franquicia centrada en la intermediación y comercialización de bienes inmuebles lujosos y propiedades de alta valía en todo el mundo.

Se informa en su página que la operación involucra a tres lotes y se destaca que éstos se ubican en una reserva natural y que Cabo Froward es considerada “la primera piedra de América”.

Se apunta que la acumulación de estos tres lotes prediales cubre una superficie de casi 100 mil hectáreas.

“La reserva -apunta la firma- se encuentra muy cerca de la Tierra del Fuego y del Parque Marino Francisco Coloane, en la isla Carlos III”.

Otra referencia crucial que hace Sotheby’s International es la cercanía de los sitios en venta con Punta Arenas, destacándola como la ciudad que es la principal puerta de entrada a la Antártica, con modernos servicios aeroportuarios, de telecomunicaciones, de salud, de comercio, hotelería y gastronomía.

Bonos de carbono

Para captar el interés de potenciales compradores, la agencia plantea que la reserva es cotizada por sus características australes y su biodiversidad ecológica que provee 50 kilómetros de playas, cinco ríos y abundante flora y bosques nativos. “Perfecto para las prácticas deportivas y de deleite del turismo junto a la naturaleza”, se remarca.

Por lo mismo, se plantea que la adquisición de estos lotes abre una enorme posibilidad de desarrollar proyectos turísticos y se hace ver que, actualmente, se realizan actividades ligadas a la cabalgatas, pesca, navegación, observación de ballenas y más.

Un acápite especial es el relativo a la factibilidad de desarrollar las etapas de certificación y colocación de bonos de carbono del tipo REDD+, es decir, los que se relacionan con la merma de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación de los bosques.