Necrológicas
  • Juan Arsenio Oyarzún Vivar
  • Camilo Sumarett Leiva
  • Elvira Vásquez Alvarado

Profesionales de la salud presentan demanda por $10 millones en contra del Hospital Clínico

Por R Martinez lunes 18 de junio del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2.618
Visitas

Hasta las dependencias del Juzgado de Letras del Trabajo concurrió durante la última semana la directiva regional de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss) en conjunto con el abogado Pedro Venegas Villavicencio, con el propósito de interponer una denuncia por vulneración de derechos fundamentales en contra del director del Hospital Clínico de Magallanes, Claudio Barría Peña, asimismo como del área jurídica del mismo recinto.

El génesis de esta acción comenzó a raíz de un concurso interno el cual se publicó en septiembre de 2017 e implica que un profesional facultativo adquiera asignaciones para ciertas responsabilidades definidas y que tienen que ver con roles de jefatura, consignando un monto asociado y con una duración que en este caso se extendía por tres años.

Según explicó Carmen Leiva, presidenta local del gremio, en primera instancia el concurso le fue adjudicado a María José Olivares, enfermera del pabellón quirúrgico y socia de la Fenpruss. No obstante, y según denuncian las funcionarias, tanto la dirección como el área jurídica del recinto de Salud habrían modificado las bases “arbitrariamente” en este proceso tras la presentación de una apelación, obligando a efectuar un segundo concurso, el que de igual forma resultó vencedora la misma trabajadora.

Sin embargo, acusan que en esta nueva ocasión la comisión encargada habría mantenido el mismo proceder, perjudicando nuevamente para que se efectúe un tercer proceso donde la profesional sindicada resultó en segundo lugar. Al momento en que ésta apeló a dicha resolución, el director del hospital la habría desestimado, perdiendo la asignación que había conseguido previamente.

“Nosotros tuvimos una discriminación constante en este concurso debido a que los procesos administrativos no se siguieron correctamente, hubo un cambio de la interpretación de las bases cuando es muy claro el reglamento que dice que es un concurso donde los integrantes de la comisión son quienes determinan las bases y la elección. Aquí hubo un cambio de interpretación por parte de la dirección y del área jurídica del hospital siempre en contra de que María José se adjudique la asignación, aún cuando ella lo ganó en dos procesos consecutivos”, acusó.

Debido a aquello es que efectuaron una tutela laboral, donde el abogado Venegas, pretende solicitar al Tribunal una indemnización de diez millones de pesos a título de daño moral por parte de la facultativa, y que se apliquen multas que van de 50 a 100 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), señalando que la dirección del hospital no estaría permitiendo las buenas relaciones con este sindicato que posee la mayor cantidad de afiliados profesionales en la región, alrededor de 320 de los cuales 280 se desempeñan en Punta Arenas.

“Existe un acto discriminatorio evidente en contra de la trabajadora ya que no se puede explicar que una persona que tiene la más alta calificación y con mayor capacitación haya quedado fuera. En este caso la dirección del hospital logró su cometido solamente con el efecto de cambiar las bases para la interpretación del concurso. Estamos solicitando resarcir ese daño para que el Tribunal conozca la situación de vulneración de esta trabajadora”, aclaró.

Finalmente, la funcionaria afectada María José Olivares, aclaró que “yo me siento discriminada y desmotivada con mi trabajo ya que al ganarme una asignación dos veces, que me realicen entrevistas dos veces y que mantuviera la mayoría del puntaje yo no me explico otra manera de haber quedado en última instancia en segundo lugar porque siento que tratan de cambiar los factores para que este concurso se lo gane otra persona. Estamos aburridas de los malos tratos y las discriminación y no lo vamos a seguir permitiendo”.