Necrológicas
  • Matilde Cárdenas Santana

Profesor víctima de fraude ahora sufrió el cierre de su cuenta corriente

Por La Prensa Austral lunes 11 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
2.213
Visitas

No solamente perdió cinco millones de pesos, sino que ahora el profesor de matemática del Liceo Juan Bautista Contardi, Guillermo Smith Díaz, sufrió el cierre de la cuenta corriente, por parte del Banco Santander.

El año pasado fue víctima de un fraude. Perdió alrededor de cinco millones de pesos, dinero que le sustrajeron de la cuenta personal. Obviamente que esto le acarreó serios perjuicios económicos.

De esto se dio cuenta cuando el 15 de mayo del año pasado quiso girar dinero de algunos cajeros automáticos.

El mensaje era siempre el mismo. Y como al día siguiente la situación se mantuvo concurrió al servicio al cliente de su banco (Santander). En ese momento escuchó lo que nunca hubiese querido oír. Terceras personas le vulneraron la cuenta. Le entregaron los montos sustraídos, nombres y Rut de quienes cometieron el delito.

De ahí comenzó un largo camino para este profesor. Partió haciendo la denuncia en Carabineros y el reclamo correspondiente en el banco, entregando toda la documentación.

Al final tuvo que contratar los servicios de un abogado para que lo asesore legalmente, con quien presentó la demanda respectiva en contra de la institución bancaria.

Cierre de la cuenta

Lo increíble de la historia de esta persona es que ahora, cuando pensó que tendría una solución definitiva, sintió que le dieron un portazo en la cara.

“Acabo de recibir una respuesta muy particular y singular. El banco Santander a nivel Santiago, vía correo electrónico, me informó que el dinero defraudado desde mi cuenta corriente finalmente había sido restituido en su totalidad, así que fui a las oficinas del Santander en Punta Arenas y la gran sorpresa fue, primero, que aquí los ejecutivos ni siquiera estaban enterados de lo anterior y, segundo, que mi cuenta corriente había sido cerrada. O sea, algo totalmente absurdo ya que en vez de ayudarme me están castigando”.

Hoy Guillermo Smith dice estar sobregirado, endeudado y no puede acceder a ningún tipo de préstamo ni crédito porque está en Dicom.

Para que de una vez por todas esta historia tenga un final feliz, realizará todas las gestiones legales necesarias que estén a su alcance para que la institución financiera cumpla lo prometido, que es la restitución de su dinero.

Aburrir a los perjudicados

El profesor Smith comenta que tomó la decisión de hacer público esta suerte de vía crucis que está viviendo “porque estoy seguro que muchas otras personas deben estar sufriendo una situación similar y lo que queda claro de esto es que el banco tiene como estrategia pretender aburrir a las personas para que desistan de obtener una reparación de parte de ellos”.

El docente complementó su queja contra el banco, poniendo como ejemplo la solución inicial que le dieron. “Lo otro increíble y curioso es que al comienzo de todo este serio problema, el mismo banco me ofreció un crédito, con tasa preferencial, para que yo pudiera cancelar lo defraudado por los delincuentes. Esto, sinceramente, me parece realmente un chiste, por decirlo de una manera elegante”, reflexiona quien por cuatro años ha sido cliente del Banco Santander.