Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Dirigenta regional de ex docentes: “Profesores que jubilamos por el sistema de AFP, lo hicimos con pensiones miserables”

Por La Prensa Austral jueves 21 de enero del 2016

Compartir esta noticia
267
Visitas

Ante las muchas reacciones que se generaron, luego de que se difundiera un video de la profesora Carmen Avilés Silva, donde la educadora que ejerció la docencia en Magallanes por muchos años interpreta distintas canciones en flauta en las estaciones del Metro de Santiago, la presidenta del Centro de Profesores Jubilados de Magallanes, Zaida Szigethi, explicó que la situación que vive esta educadora es una realidad que sufren muchos profesores quienes después de una vida de trabajo, de enseñar a otros seres, se jubilan con pensiones que en muchos casos no superan los $200.000.

A través de un diálogo telefónico la presidenta del Centro de Profesores Jubilados se comunicó con su colega Carmen Avilés, a quien conoció mientras ambas trabajaban en Magallanes. En una conversación sincera ambas educadoras conversaron respecto de la viralización de este video y de la situación por la que atraviesa la maestra que hoy vive en Santiago .

Zaida Szigethi explicó que el trance que vive Carmen refleja la realidad de cientos de profesores que una vez que dejan la enseñanza activa, deben sobrevivir con pensiones que en algunos casos son de no más de  $80.000. “Por eso hemos insistido en la deuda histórica. En general todos los profesores que jubilamos por el sistema de AFP, jubilamos muy mal, con pensiones que no alcanzan para nada”, dijo la dirigenta gremial.

Comentó que dentro del Centro de Profesores Jubilado tienen antecedentes de maestros que viven con $120.000 y en algunos casos es incluso menos. “A quienes nos obligaron a ingresar al sistema de AFP, a todos los profesores, tenemos pensiones miserables, hemos visto sus colillas por un monto de $85.000, pero con esa cantidad de plata cómo se le pide a una persona, que se alimente bien, que pueda ir a un espectáculo o vivir”, dijo Zaida.

Agregó que en la actualidad hay docentes que no tienen los recursos para comprar sus pañales y es el Centro de Profesores Jubilados el que mediante la realización de distintos beneficios va en apoyo de estos profesionales que hoy no tienen cómo costear las ayudas que necesitan.

Comentó que por esta razón que han luchado tanto por el pago de la denominada “Deuda histórica”, donde el año pasado se generaron muchas actividades, pero el encargado de ver nuestra problemática nos dijo que aún había que revisar qué profesores estaban vivos para saber cuánto tenían que pagar. “Pero eso no es cierto, nosotros en enero del año pasado entregamos un catastro, el que se hizo en todo Chile. En marzo próximo hay una nueva reunión del Colegio de Profesores (activo) donde se va a abordar esta situación”, señaló.

Las alumnas de la
“Tía Carmen”

Luego de que se diera a conocer la historia de vida de la profesora Carmen Avilés, a quien llaman con cariño “Tía Carmen”, sus alumnas de la Parroquia Juan XXIII, en el sector de la población Gobernador Viel, comenzaron a organizarse y a solicitar ayuda para esta profesora que fue siempre un modelo a seguir. A ellos se sumaron los alumnos de la Escuela de Cerro Sombrero y de Punta Arenas quienes se han organizado para ir en apoyo de la profesora que a sus 74 años y con mucha dignidad toca  flauta en el Metro de Santiago.

Si bien están organizando un evento para las próximas semanas, las jóvenes hacen el llamado a quienes quieran y a quienes la conocieron a apoyar a una persona que siendo profesional gastó parte de su sueldo para que todos sus alumnos contaran con instrumentos para aprender música, depositando su aporte en la cuenta rut 48846564, a nombre de Carmen Eliana Avilés Silva.

Con la flauta que le regaló la Tía Carmen para que pudiera ser parte del grupo de la Parroquia Juan XIII, Loreto Pérez, es una de las jóvenes que ha reaccionado ante la compleja situación de quién fue su profesora. Junto a ella, Pilar Cari y Paula Chávez, también la conocieron en ensayos interminables y recordaron los buenos momentos vividos hace años.

En conversación con La Prensa Austral, recordaron los ensayos interminables, siempre en la búsqueda de la perfección, las presentaciones artísticas que incluyeron eventos en parroquias y juntas de vecinos, hogares de niños y otros recintos que los recibieron. Recordaron cómo cada una aprendieron e interpretaron las canciones, incluso donde los padres también se atrevieron a incursionar en la música.