Necrológicas

Propietario de casa que resultó siniestrada no contaba con permisos de edificación

Por La Prensa Austral jueves 6 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
325
Visitas

“La persona que construyó la propiedad siniestrada no contaba con los permisos de edificación y mantenía el lugar en situación de insalubridad”, afirmó ayer el alcalde (s) de Punta Arenas, Claudio Flores Flores, quien se refirió a la situación de las personas que resultaron damnificadas, tras el voraz incendio ocurrido en la calle Bahía Decepción 978, de la población El Pingüino.
El hecho -acaecido el pasado fin de semana- se torna complejo, según lo afirmado por la autoridad edilicia, toda vez que tres de las personas que aún se mantienen en el lugar, han resistido aceptar el aporte municipal, propuesto desde la repartición edilicia, argumentando que 80 mil pesos es una ayuda mínima, para buscar un lugar donde pernoctar.
Por otro lado, en visita realizada por profesionales de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), no se pudo recoger la versión directa de los afectados que viven en reducidos espacios edificados en la parte trasera de la propiedad siniestrada. Testimonios que las asistentes sociales requerían para evacuar un informe mucho más completo. “Lamentablemente el alto grado etílico de los moradores, no les permitió a las profesionales realizar las coordinaciones correspondientes y menos trasladar a quienes aún se mantienen en el lugar, hacia un hostal”, consigna un informe social, que da a conocer a La Prensa Austral el alcalde subrogante.
A juicio de Flores, la intervención que pueda generar el municipio en este caso se torna complicada, debido a que “si se ordena la demolición de la vivienda siniestrada, las personas que aún se encuentran pernoctando en el lugar, deberán hacer abandono de ese sitio”, acotó Flores, agregando que hasta ayer, tres de los arrendatarios -más el propio dueño de la propiedad Rosamel Rogel- evitaron que los funcionarios municipales, recabaran la información requerida.
Seremi de Salud
Refiriéndose al mismo tema, el secretario regional ministerial de Salud, Oscar Vargas Zec, manifestó que el foco de insalubridad que afecta actualmente el sitio ubicado en calle Bahía Decepción 978 y donde un informe evacuado desde el Centro de Salud Familiar (Cesfam) Carlos Ibáñez del Campo, ratifica la dispersión de heces humanas en el patio, no cabe dentro de la competencia del servicio a su cargo.
“Nosotros tenemos pocas posibilidades de ayudar, porque no tenemos recursos para trabajar los temas directamente. Y cuando constatamos situaciones de riesgo referidos a focos insalubres, lo que hacemos es oficiar al municipio, entidad que debe actuar en este caso”, concluyó.