Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Gerente general de empresa Chabunco: “Proyecto carbonífero no provocará contaminación”

Por Nelson Encina miércoles 21 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
1.375
Visitas

Transmitir a la comunidad la tranquilidad y certeza de que el proyecto de explotación de carbón en el sector de Tranquilo -a 15 kilómetros al sur de Puerto Natales-, no provocará contaminación, fue la principal motivación con que el gerente general de la empresa Chabunco, Jorge Bustos Gallardo, habló esta semana con La Prensa Austral.

Tras la entrevista sostenida con la sección Pulso Económico de La Prensa Austral (edición sábado 17 de diciembre), en la que señaló que la usina de Río Turbio será el destino del carbón que se extraiga en mina Tranquilo, recalcó que todos los factores asociados al proyecto en materia de resguardo medioambiental, fueron considerados antes de presentar el proyecto al Servicio de Evaluación Ambiental a mediados de noviembre pasado, por lo que la comunidad no tendría que preocuparse.

– Han surgido voces ciudadanas y del área empresarial turística que cuestionan el proceso que acompaña esta iniciativa, la que afirman, tendría un impacto indeseable en el medio ambiente.

– “En primer lugar, una cosa que es muy clara es que el proyecto está pensado de tal manera que el efecto de contaminación es prácticamente nulo. El Estudio de Impacto Ambiental es algo que se viene desarrollando hace casi tres años, con un levantamiento de línea base de acuerdo a como lo especifica la Ley del Medio Ambiente. Ello tiene que ver con el suelo, la flora y fauna, los efectos que pueden haber sobre el turismo, el tema del ruido, de hidrología, la arqueología y una serie de disciplinas que fueron abordadas con especialistas. El proyecto es amigable con el medio ambiente y no va a impactar en la actividad turística, tampoco en la flora y fauna”.

– En cuanto al empleo, ¿qué consideraciones tiene la iniciativa?

– “Por estar en las cercanías de Natales, obviamente nuestra empresa lo que quiere es privilegiar la contratación de gente que viva ahí. Actualmente Ingeniería Civil Vicente -que es la firma matriz- tiene gente de Natales contratada y que está trabajando para ellos. El proyecto en su descripción habla de 250 empleos directos pero a su vez hay 700 empleos indirectos. Y eso se refiere más que todo a los servicios que necesita una instalación de esta naturaleza, como es la alimentación y el transporte. Todas esas acciones queremos que también las lleven a cabo personas de Natales y eso obviamente lo vemos como un beneficio”.

– ¿Cómo van las gestiones de conversación con la ciudadanía, de parte de su empresa, en relación con el proyecto?

– “Las instancias de participación ciudadana que actualmente hemos ido realizando han sido en acuerdo y coordinación con las autoridades. De hecho, desarrollamos visitas a terreno para poder mostrar el área donde se pretende ejecutar el proyecto y también ofrecimos una ‘Casa Abierta’, que fue a mi juicio muy exitosa, ya que la comunidad que asistió pudo conocer el proyecto a través de videos, paneles con fotografías e información gráfica. Además nuestros expertos respondieron a las inquietudes. La idea es poder repetirlo”.

– Además de los ciudadanos, algunos referentes del sector turístico local han manifestado sus aprensiones por este proyecto. Afirmaron que los trabajos de esta industria ensuciarían en definitiva la imagen de dicha zona prístina.

– “Es comprensible la inquietud, pero yo les puedo asegurar que el área del desarrollo del proyecto es imposible verla desde un punto cercano a Natales. Desde la Ruta 9 no se va a ver por las condiciones geográficas donde está ubicado y además hacia el interior son por lo menos 8 kilómetros. A eso hay que sumar los accidentes topográficos existentes y que tampoco se ve desde el sector que está al frente del camino a seno Obstrucción”.

“No hay un impacto y además la tecnología que se pretende usar es la de rajo móvil. Es decir, no vamos a abrir un área enorme que va a quedar abierta, sino que será de un tamaño acotado, de aproximadamente 400 por 600 metros. En ella, se explotará el carbón y después se procederá a tapar y restaurar el terreno, al mismo tiempo. Esto no es nuevo para nosotros, ya hemos desarrollado proyectos de esta naturaleza incluso cerca de Punta Arenas, en la mina Bitch -a 15 kilómetros-, donde hay un excelente ejemplo de que pudimos hacerlo. El área está explotada, cerrada y restaurada y el área quedó restaurada”.

“Hay que pensar que hoy en día la Ley de Bases del Medio Ambiente es muy exigente para poder desarrollar cualquier proyecto. Eso implica que antes de poder ser autorizado para iniciar una faena minera tengo que tener escrito y aprobado un plan de cierre. Nosotros vamos a cumplir todo lo que las autoridades nos indiquen”.

– ¿Cree que, como le sucedió a Minera Invierno, dado el avance del proceso de explotación se encuentren ante la necesidad de presentar otro proyecto que viabilice incorporar un procedimiento complementario a las faenas extractivas?

– “Creo que eso no nos va a pasar, porque tenemos todo cubierto. Venimos haciendo esto desde hace mucho tiempo y los sondajes indican que hay sectores de los estratos que son rocas duras o areniscas duras, por lo que claramente hay que tronarlas, no se puede trabajar de otra manera. En nuestro estudio ese método está incorporado, creemos en el trabajo de nuestros geólogos, así que sabemos qué es lo que hay, a la profundidad que está. Por eso no creo que tengamos problemas”.

– ¿Qué falta en términos de difusión?

– “Considero que es necesario interiorizar aún más a la población en este proyecto. Es un estudio intenso de 1.900 páginas y los 27 servicios que lo están evaluando, tienen hasta el 28 de diciembre para pronunciarse, mientras que la participación ciudadana es hasta el 22 de febrero. Lo que más nos interesa es que ojalá la gente lea este proyecto y se acerque a la Casa Abierta o nos pregunte. Es lo más beneficioso para todos”.
Carbón subbituminoso tipo A

El tipo de carbón contemplado en el proyecto es el denominado subbituminoso tipo A. Tiene un poder calorífico mucho más alto que otros existentes en la zona. “Estamos hablando de 5.200 kilocalorías y lo normal es que fluctúan entre las 4.000 y 4.500. Lo otro es que tiene muy bajo contenido de azufre y de cenizas lo que lo hace ambientalmente también muy amigable”, expresó Jorge Bustos.