Necrológicas
  • Gloria Mabel Montiel Garay
  • Luis Patricio Núñez Vera
  • Sergio Omar Mansilla Soto
  • osé Antonio Oyarzún Andrade
  • José Antonio Oyarzún Andrade
Su uso se encuentra prohibido

Puerto Natales: Sernapesca incautó 480 metros de redes destinadas a la captura de centollas

Por La Prensa Austral lunes 28 de septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
915
Visitas

Inspectores de Sernapesca las encontraron al interior de lancha atracada al terminal pesquero de Puerto Natales.

Inspectores de Sernapesca incautaron aproximadamente 480 metros de redes que iban a ser destinadas a la captura de la centolla, lo cual está prohibido por ley.

Una fiscalización en el terminal pesquero artesanal de Puerto Natales permitió encontrar al interior de una embarcación el mencionado implemento, el cual fue incautado para su posterior destrucción y se cursó la denuncia ante el Juzgado de Letras y Garantías de esta ciudad, arriesgando el infractor una multa que va de las 3 a las 300 unidades tributarias mensuales.

La abogada de Sernapesca, Ximena Gallardo, informó que “desde el año 1981 por decreto supremo del Ministerio de Economía el único aparejo autorizado para la captura de la centolla es la trampa, por lo que se encuentra prohibido el uso de redes”.

El jefe provincial (s) de Sernapesca, Humberto Provoste, informó que al interior de tres sacos se encontraron 12 paños de redes que alcanzaban una longitud aproximada a los 480 metros.

Este tipo de redes es reconocible por el diámetro de sus cuadros que no la hace apta para la captura de peces; su ancho que no supera el metro y la separación entre los flotadores.

Este  aparejo ilegal se utiliza entre los meses de octubre a noviembre, cuando la centolla se encuentra en periodo de reproducción, por lo que el crustáceo se dedica a caminar más que a alimentarse.

Provoste agregó que “la red no es selectiva. En el caso de la trampa al subirla a la embarcación el pescador puede retornar al mar a los ejemplares que están bajo la talla mínima legal o que son hembras”.

En el caso de la red, la centolla queda tan enredadas que al liberarlas muchos pescadores lo realizan en forma violenta, sacándole parte de sus extremidades y retornándolas casi muertas al agua.