Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes

Punta Arenas dispondrá por primera vez de dos sonómetros para controlar los ruidos molestos

Por R Martinez jueves 6 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
935
Visitas

La Cámara de Turismo Austro Chile ofreció financiar estos instrumentos que sirven para medir los niveles de presión sonora, y ahora será la Superintendencia de Medio Ambiente quien determine cuál es el modelo validado para su posterior adquisición.

Una problemática constante, con sanciones inexistentes y siempre con más de algún afectado son los ruidos molestos que generalmente se perciben durante la jornada nocturna en la ciudad de Punta Arenas, donde los principales focos suelen concentrarse en fiestas o juntas al interior de viviendas particulares, los altavoces de algunos grupos religiosos que predican en las calles o las tocatas de bandas en locales no acondicionados para aquello, entre otras actividades, las cuales generan una permanente sensación de molestia en algunos vecinos de la ciudad.

Precisamente, como una solución a estos inconvenientes, la Cámara de Turismo Austro Chile ofreció al municipio colaborar con la compra de sonómetros, instrumentos que sirven para medir los niveles de presión sonora, y de los cuales hasta el momento la entidad comunal no disponía.

“Es un reclamo constante y permanente sobre todo los fines de semana, donde se tiene que movilizar Carabineros y las patrullas comunales sin poder hacer más que pedir que bajen el volumen. El tema es que quedan sin ningún tipo de sanción porque no se puede medir y nosotros no podemos controlar la cantidad de ruido que hay”, manifestó el jefe comunal, quien se mostró agradecido ante el gesto efectuado por la empresa privada.

Fue la tarde del lunes, cuando los empresarios se reunieron con el alcalde Claudio Radonich logrando zanjar la primera parte de este proyecto, que consiste en conocer cuáles son los modelos legitimados más óptimos para su posterior adquisición, los que fluctúan entre los 450 mil a los 2 millones de pesos.

A continuación, deberá ser la Superintendencia de Medio Ambiente el organismo que determine con claridad cuál es el modelo validado para que el municipio pueda presentarlo a Austro Chile y así finalmente que ellos puedan concretar la compra de estos artefactos. Finalmente Radonich indicó que se pretende disponer de al menos dos sonómetros, uno que sea utilizado por personal de Carabineros, mientras que el otro quede en manos de la Seguridad Ciudadana Municipal.

“La superintendencia fiscaliza las fuentes fijas, como las industrias, entre otras, pero para fuentes móviles que puede ser por ejemplo una fiesta no tenemos ningún elemento en la ciudad como para poder medirlo, por lo que es fundamental que la ordenanza sobre ruidos molestos que se hizo y que se ha corregido pueda ser eficaz. Para aquello requiere un instrumento de medición que nos dé certeza de que los decibeles máximos se cumplan”, puntualizó.