Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera

¿Qué es y cómo acceder al subsidio para sectores emergentes y medios?

Por La Prensa Austral miércoles 11 de julio del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
3.431
Visitas

Fabrizio Bahamóndez

fbahamondez@laprensaaustral.cl

Entre todos los beneficios del Estado para sus ciudadanos, existe una ayuda directa que se entrega a familias que requieren apoyo para financiar su primera vivienda. Es una de las tantas cartas para lograr el ansiado sueño de la casa propia de millones de chilenos: el subsidio para sectores emergentes y medios. En palabras más simples, la clase media.

Si es de las personas que está pensando en realizar por primera vez este tipo de trámite, un dato muy importante que deberá considerar para antes de salir de casa es contar con su cédula de identidad. Este vital documento podría ahorrarle un viaje perdido y más de una molestia.

Posteriormente, hay que solicitar un Registro Social de Hogares (calificación socioeconómica), que es la ex Ficha de Protección Social. De no estar inscrito, no podrá avanzar con sus gestiones.

¿Dónde se realiza esta diligencia? En la municipalidad a la cual pertenezca el usuario interesado. Por ejemplo, las personas que residen en la ciudad de Punta Arenas tendrán que dirigirse hasta calle Errázuriz 850.

Sobre el subsidio

En el supuesto caso que su calificación socioeconómica lo incluya entre el tramo del 50 y 90 por ciento, usted ya puede optar al subsidio para sectores emergentes y medios. Este lleva por nombre Decreto Supremo 01.

Si todo lo anterior tiene visto, entonces estaría en condiciones de dar el siguiente paso: Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (Oirs) del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu). Recuerde que hasta este lugar -ubicado en Croacia 772, primer piso, Punta Arenas- también tendrá que llegar con su carné de identidad, por el tipo de información que solicitará y se le pedirá. Esta es la única condición para que le entreguen datos personales.

El subsidio para sectores emergentes y medios se otorga sólo una vez, no se restituye y se debe postular para obtenerlo.

¿Algún otro requisito? Sí, la libreta de ahorro para la vivienda (de cualquier banco o Caja de Compensación) que tenga como mínimo 12 meses de antigüedad, ahorro y dineros propios.

Con respecto a este tercer y último requisito, dice relación con los ahorros que debe poseer el usuario interesado. De ser necesario, se podrá recurrir a un crédito hipotecario o al aporte de terceras personas.

En la libreta para la vivienda “tendrá que estar depositado el ahorro que exige cada alternativa a la que se espera postular, a más tardar el último día hábil del mes anterior a la postulación”, afirma el seremi de Vivienda y Urbanismo, José Miguel Horcos.

Y agrega: “El subsidio está destinado a financiar la adquisición de una vivienda nueva o usada, urbana o rural, o bien para construirla en sitio propio o densificación predial -que es la construcción de una casa donde ya existe una- “.

Si el usuario llegase a estar interesado en construir su casa en cierto terreno, no debe pasar por alto la autorización de su municipio. Esto, porque no está permitido edificar en cualquier lugar.

¿Y de cuánto será el ahorro? Las personas que sean calificadas con un 60%, por ejemplo, y opten por una vivienda con precio máximo de 1.000 UF (Unidad de Fomento), o sea, de poco más de 27.100.000 pesos, tendrán que tener en sus alcancías casi $1.100.000.

El Serviu le entregará alrededor de $19.000.000 como monto tope de subsidio por la opción anterior.

Algunos beneficios

En tanto, y sólo por el hecho de comprar una vivienda, el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) entrega dos beneficios. El primero, la rebaja automática al cancelar de manera oportuna la deuda hipotecaria; y el segundo, un seguro de desempleo e incapacidad temporal por todo el período que dure la deuda.

Dependiendo de la alternativa habitacional a la que se postule, los adultos mayores podrán acceder a un beneficio: ser parte del 90 por ciento más vulnerable de la población, según la calificación socioeconómica vigente establecida en el Registro Social de Hogares.

Con todas estas recomendaciones, más la clave de perseverancia en concretar el sueño de la casa propia, sus primeras gestiones sobre subsidio habitacional tendrán más éxito.