Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia

“Queremos ‘hacer ruido’, tomarnos los museos, las calles y que la música llegue a todos”

Por Cristian Saralegui domingo 29 de julio del 2018

Compartir esta noticia
130
Visitas

Antes del concierto que ofreció la Orquesta Sinfónica Juvenil de Magallanes, la encargada de este organismo que depende de la Dirección Sociocultural de la Presidencia, adelantó algunos de los proyectos que pretenden desarrollar en el corto plazo, con dos conciertos de aquí a enero.

El viernes se realizó el concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil, en el gimnasio del Liceo Luis Alberto Barrera ante una numerosa concurrencia.

En el encuentro artístico, los 45 músicos de entre 11 y 22 años, bajo la dirección de Alexander Sepúlveda, presentaron un variado repertorio que prepararon durante toda la semana, en el denominado Campamento de Invierno, con ensayos desde las 9 de la mañana hasta las 18,30 horas.

La obertura de “El barbero de Sevilla”, “Andante” de Alfonso Leng, la escena de “El lago de los cisnes”, de Tchaikovsky; la suite Nº 1 de “Carmen” de Bizet, que incluyó “Preludio”, “Aragonesa” y “Toreadores”; el primer movimiento del “Concierto para cuatro violines”, de Telemann; “Cuarto movimiento de la Primera Sinfonía de Brahms; arreglos de música folclórica de Guillermo Riffo que incluyó “El cigarrito”, “El ovejero”, “Camino a Socoroma”, y “La consentida”. Finalmente, se ejecutó “Bacchanale” de “Samson et Dalila”, compuesta por Camille Saint-Saëns.

Una de las espectadoras que tuvo este concierto fue la directora ejecutiva de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles (Foji), Alejandra Kantor. Nombrada en marzo por la Primera Dama, Cecilia Morel, es abogada de la Universidad Católica y fue vicepresidenta de la Fundación Puerto de Ideas, entre 2010 y 2015. Anteriormente, entre 2004 y 2012 fue coordinadora artística del Municipal de Santiago. Hasta su designación, se desempeñaba como directora ejecutiva, de la Fundación Toccata.

Este concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Magallanes se enmarca en un plan “que estamos desarrollando en todo el país. Tenemos 17 orquestas de Arica a Punta Arenas que son dependientes de la Foji, con mil becados, como los 45 chicos de Magallanes, tenemos una relación de becas de apoyo en compra de instrumentos, de giras, de apoyarlos con fortalecimiento de su conocimiento de los instrumentos. Pero además de eso, hay un poco más de 500 orquestas comunales en todo Chile y detrás de eso hay 25 mil niños que están tocando, y esa realidad todavía es baja frente a los 6 millones de niños que hay en edad escolar en Chile. Entonces lo que queremos es seguir fortaleciendo las orquestas comunales con los programas que tenemos desde la Foji para crear orquestas, para fortalecer las que existen con más instrumentos, como también el apoyo a giras y capacitaciones para sus profesores”, explicó Kantor.

La Foji forma parte de la red de fundaciones que están bajo la administración de la Primera Dama y tienen financiamiento del Ministerio de las Culturas y las Artes, que se utilizan para desarrollar programas para los becados de las 17 orquestas, y para la formación y fortalecimiento de las orquestas comunales. Las Foji se iniciaron hace 17 años, “partieron en 2001, pero la primera orquesta sinfónica juvenil comenzó diez años antes, gracias a la concreción del maestro Fernando Rosas, que tuvo la visión, inspirada en el modelo venezolano y en el sueño de Jorge Peña, que fue el primero que pensó en darle instrumentos a los jóvenes”, sintetizó Kantor.

La directora ejecutiva de la Foji enfatizó este trabajo “es una herramienta social que ha transformado la vida de muchos niños. No todos van a ser músicos, quizás un 10% pero los demás serán músicos igual, de alma, porque van a estar vinculados a esta formación y disciplina. Estos chicos están en vacaciones de invierno y vinieron a ensayar desde las 9 de la mañana hasta las 6 y media de la tarde, y hoy (por el viernes) llegaron más temprano para ponerse de acuerdo con los instructores; estamos muy felices por los resultados de este campamento y queremos seguir fortaleciéndolo”.

En ese sentido, las próximas actividades que tendrá esta orquesta, formada por músicos de distintas escuelas o establecimientos educacionales, serán “un mini campamento en septiembre, y en enero, un gran campamento. Antes se hacía una vez al año, pero en esta semana, los chicos han practicado una gran cantidad de repertorio, han crecido como músicos. El director y los instructores de cada uno de los instrumentos están muy contentos, porque durante la semana vieron sus avances a través de los talleres seccionales y los ensayos tutti”.

El proceso en
las orquestas

Respecto de la forma de trabajo de las Foji en cada región, Alejandra Kantor indicó que “las orquestas postulan a nuestros programas teniendo un sostenedor, alguna institución municipal, escolar, que permita que se concrete la posibilidad de tener profesores para los instrumentos que están aspirando a tener, entonces nosotros entregamos, 15, 24 ó 33 instrumentos, que son las distintas exposiciones de formación de orquesta, pero para ello, el sostenedor tiene que comprometerse a tener profesores de violín, cello y contrabajo. Por eso existe la Ley Sep, que es una de las herramientas que utilizan muchas comunas para apoyar este programa, y también a través de fondos de cultura”.

El objetivo en la región, enfatizó Kantor, es “hacer ruido”, es decir, realizar presentaciones para el Día de la Música, el Día del Patrimonio, “tomarnos los museos, las calles; hacer que la música llegue a todos. Y estos chicos son el ejemplo del corazón de Punta Arenas. También queremos hacer convenios con nuestros vecinos, como Río Gallegos y Ushuaia, para invitar a sus orquestas a Punta Arenas y que los chicos de acá, circulen, porque uno de los beneficios para la formación orquestal de los jóvenes es que puedan tener la posibilidad de tener escenario, como este liceo, iglesias, centros culturales, escenarios al aire libre”.

Sobre los planes a corto y mediano plazo con la Orquesta Sinfónica Juvenil de Magallanes, Alejandra Kantor adelantó que “en septiembre se hará un campamento, pero de menos días, de un sábado a un martes, pero queremos hacer tres conciertos y llegar a otras comunas. Y en enero, el campamento de verano, con otra semana intensa y mucha interacción”.

En cuanto a los instrumentos, la directora ejecutiva de la Foji indicó que lo que más cuesta encontrar entre los niños y jóvenes son intérpretes en maderas, como oboes y fagots, porque “los bronces (trompetas, cornos, tubas, trombones) son parte de las bandas; las cuerdas en música de cámara, percusión también porque está presente en la música popular; pero las maderas faltan”.

Finalmente, una de las novedades que están planeando para eventos futuros es variar el repertorio. Ya que estos jóvenes y niños han ensayado desde música clásica a popular, para los conciertos de enero, “vamos a traer un compositor que haga una residencia con ellos para trabajar un repertorio identitario de la región. Va a haber un arreglo hecho por ellos, para ser estrenado en esa instancia. Ese ejercicio de aportar ideas, de creatividad y liderazgo, es fantástico. Lo más importante es el proceso creativo y eso es lo que hay que rescatar”, finalizó Alejandra Kantor.