Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz
Por la no renovación de patente al Restaurante “Angy”

Recurren de protección en contra del alcalde Boccazzi

Por La Prensa Austral viernes 22 de julio del 2016

Compartir esta noticia
818
Visitas

Corte de Apelaciones declaró admisible la presentación legal y pidió informes al jefe comunal.

Acusando un largo proceso de tramitación que desembocó en la denegación de la renovación de la patente del restaurante de turismo “Angy”, la dueña de dicho establecimiento, María Angélica Vidal Toledo, recurrió a la justicia para solicitar un pronunciamiento respecto a la decisión que -a juicio de la comerciante- no se ajustó a derecho.

“El problema se originó a principios de este año (2016), cuando por motivos médicos y familiares debí ausentarme de Punta Arenas, dejando a una persona encargada de tramitar mi solicitud de renovación de patente, dado que dicho establecimiento (ubicado en Angamos Nº 499, local C) es mi única fuente de ingresos”, señala Vidal, en un escrito que fue declarado admisible por la Corte de Apelaciones de Punta Arenas y donde se acoge a trámite, un recurso de protección presentado en contra del alcalde Boccazzi.

La situación de la propietaria del local “Angy” fue expuesta originalmente en la sesión 116 del Concejo Municipal del 25 de enero del año en curso, en el punto en que los ediles sancionaban los permisos de patentes de alcoholes.

En su momento, los ediles Danilo Villegas, José Aguilante, David Romo y el alcalde Boccazzi rechazaron la solicitud de renovación de patente del este establecimiento.

“No estuve en situación de invocar mi derecho y alegaciones en el Concejo Comunal, en que se emitieron opiniones que claramente no se condicen con la historia de mi establecimiento comercial”, afirma el escrito, aduciendo que -por motivos de salud- la dueña del local cuestionado, debió trasladarse fuera de la región.

“Fui informada que podía efectuar una nueva tramitación, bajo la modalidad de solicitar la reconsideración de lo resuelto y obtener una autorización definitiva, con nuevos antecedentes, e informe previo a la junta de vecinos, procedimiento que efectivamente realicé”, añade Vidal, agregando que cumplió a cabalidad con las sugerencias efectuadas por funcionarios de la Unidad de Patentes, a objeto que se reconsiderara su situación.

Decisión unilateral

A juicio de la recurrente, la solicitud en que pide que se reconsidere la medida adoptada en sesión 116 del Concejo Municipal y que rechazó renovarle la patente de alcoholes a su local, debió haber sido sometida a un nuevo pronunciamiento de los concejales, considerando que entregó toda la documentación necesaria, incluyendo la opinión de la junta de vecinos Nº27, Don Bosco, algo que no habría ponderado el alcalde Boccazzi.

“Mi solicitud de renovación de patente no fue sometida a la consideración del Concejo Comunal, como consta del Oficio Nº477 de fecha 24 de junio de 2016, sino que el alcalde resolvió por sí y ante sí, sin recabar el pronunciamiento de los concejales -como era su obligación hacerlo- pues se trataba de una nueva solicitud de renovación de patente, según se me indicó en la Unidad respectiva (refiriéndose al departamento de patentes)”.

En alusión a la opinión vertida por el concejal Danilo Villegas, quien el 25 de enero, manifestó sus aprensiones sobre el establecimiento en cuestión, aludiendo a que estaría transgrediendo la normativa vigente, la propietaria del local afirmó que “se observa el ánimo de castigar, sin sujeción a las normas del debido proceso legal”.

Fiscalización

Cabe indicar que en la sesión Nº133 del Concejo Municipal efectuado el pasado miércoles, fue el edil David Romo, quien insistió en que el establecimiento de propiedad de María Vidal Toledo, fuera fiscalizado, a razón que “los vecinos habrían reclamado, respecto de su funcionamiento, a pesar de estar inhabilitado para funcionar”, según enfatizó Romo.

Sin embargo, una versión distinta fue la entregada por el propio presidente de la junta vecinal Nº27, Don Bosco, Fernando Faraldo Flores, quien descartó que -desde la entidad que dirige- se hayan canalizado reparos hacia el funcionamiento del local comercial, situado en calle Angamos 499, local C (por calle Armando Sanhueza).

“No dejan de sorprender las opiniones que se entregan en los Concejos Municipales, porque fue justamente una reunión realizada en la junta de vecinos que dirijo (Don Bosco), en la que se otorgó una votación mayoritaria para que el local ‘Angy’ siguiera funcionando. Hubo tres personas que prácticamente se abstuvieron de esa moción. Desconozco si fueron a estampar su reclamo al municipio. Lo que yo puedo afirmar es que alrededor de 15 vecinos expresaron estar de acuerdo con que se renovara la patente al local de calle Angamos”, sentenció Faraldo.

Hay que recordar que el miércoles 20 de julio, la Corte de Apelaciones ofició al alcalde Boccazzi sobre la presentación del recurso de protección presentado por la contribuyente María Vidal Toledo, otorgando un plazo de seis días, para que la autoridad comunal evacue un informe con todos los antecedentes invocados por la parte reclamante.