Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Rotura de matriz provocó cierre de restaurantes en Puerto Natales

Por La Prensa Austral viernes 19 de febrero del 2016

Compartir esta noticia
57
Visitas

Indignación y malestar provocó la rotura de una matriz de agua potable que dejó al sector centro de la ciudad sin el vital elemento, afectando directamente a los restaurantes que debieron cerrar sus puertas y a la hotelería de Puerto Natales.

Pasadas las 13 horas de ayer se notó una baja de presión, en pleno funcionamiento de los restaurantes. A las 14 horas ya no había agua, por lo que debieron cerrar sus puertas aproximadamente 20 establecimientos.

El desperfecto se produjo en la esquina de calle Señoret con Magallanes, donde maquinaria de la empresa constructora Salfa se encuentra trabajando en la reposición de pavimentos.

En horas de la tarde la preocupación se trasladó a los hospedajes, que estaban a la espera del retorno de los excursionistas.

El director de la Cámara de Turismo del área Gastronómica, Fernando Luksic, manifestó que “esta es la segunda ocasión que nos dejan sin agua durante este mes. Es lamentable porque no podemos entregar nuestros servicios, lo que provoca no sólo un desmedro económico para nosotros, sino que afecta a toda la comunidad y a los visitantes, y por consiguiente a la imagen turística que proyectamos al mundo”.

Indicó que al no contar con agua potable por ley y por moral deben cerrar los establecimientos gastronómicos. Por otra parte, los turistas, luego de sus excursiones, llegan a sus hospedajes para bañarse y descansar, a lo cual también se vieron impedidos.

Lamentó que no exista un plan de contingencia para enfrentar de forma inmediata emergencias de este tipo.

Indicó que como Cámara de Turismo evaluarán si corresponde realizar acciones legales para el pago de posibles indemnizaciones.

Por su parte el propietario del restaurante El Marítimo, Teobaldo Ruiz, agregó que “lamentamos que exista esta mirada displicente de parte de las empresas que realizan este tipo de trabajos. Queremos que ellos entiendan que esta es una cadena y que todos los habitantes de la región debemos perseguir el mismo fin de lograr el desarrollo de nuestras comunidades”.

Por su parte el propietario del restaurante Espacio Ñandú, Ricardo Livingston expresó que “nosotros apoyamos la inversión pública, sin embargo siempre hemos pedido una mejor planificación y que éstas obras se realicen en media temporada, sin afectar al turismo ni al desarrollo de los trabajos y que además se realicen con los cuidados para no afectar a la comunidad y las actividades productivas”.