Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

Rugby: una alternativa deportiva que incentiva el respeto y el compañerismo

Por La Prensa Austral domingo 30 de octubre del 2016

Compartir esta noticia
237
Visitas

– Actualmente más de 100 deportistas, cuyas edades van desde los 6 años hasta más allá de los 18 acuden a la cancha de la Universidad de Magallanes. Sin importar el clima o la adversidad, llegan a los entrenamientos para seguir perfeccionándose en este deporte.

rugby5

Amagues y velocidad, no sólo taclear es importante, sino que también el evitar eso, ya que arriesgas a perder el balón.

En sus dependencias la Universidad de Magallanes tiene habilitada una cancha para la practica del rugby, y es por ello que cuenta con un club deportivo dedicado a esta disciplina. Los participantes van desde los 6, hasta más allá de los 18 años de edad, por lo que cada sábado llegan al recinto más de 100 personas para iniciarse en el rugby, seguir aprendiendo o terminar de perfeccionarse en este deporte.

Uno de los coordinadores de esta iniciativa es Hans Brandt, quien también es el entrenador de la rama femenina de rugby de la Umag. Este explica que constantemente están trabajando para difundir este deporte, sumar más jóvenes y niños.

Por otro lado, el entrenador señaló que el rugby se puede aprender a cualquier edad, incluso conoce casos de adultos que han venido y se han quedado. Sin embargo, aclara que lo mejor es trabajar por etapas formativas, no sólo para tener calidad deportiva, sino también entregar los valores para formar buenos ciudadanos, ya que este deporte es fundamental para incentivar el trabajo en equipo, el compañerismo y el respeto.

Uno de los encargados de formar los rugbistas del futuro es Claudio Gómez, quien actualmente trabaja con niños de 6 a 10 años de edad de la Escuela Manuel Bulnes. “Este deporte ayuda a trabajar mucho el tema de la obesidad, trabajamos con cardio, en equipo y con eso quedan muy contentos los niños”, manifestó Gómez.

rugby7

A los deportistas también se les enseña a que deben tomar muy firme la pelota cuando corren.

Con respecto al equipo femenino, Brandt explica que al no haber gran afluencia de equipos competidores, no hay posibilidad de hacer un circuito competitivo, por lo que la Umag pertenece a la Unión Santacruceña (en Río Gallegos, Argentina), y a través de ella compiten. “Por un tema geográfico nos conviene, ya que hacerlo en otra parte de Chile se nos hace mucho mas complicado. Nos toca jugar harto con los equipos argentinos, nos ayuda a tener roce y competencia durante todo el año”, indicó Brandt.

Darle un oportunidad al rugby

Las jugadoras van desde los 13 años de edad, y desde los 14 pueden jugar con adultos, siempre y cuando cuenten con la autorización de los padres. El objetivo del entrenador es tener una escuadra de juveniles, por lo que invita a todos los hombres y mujeres que aún no encuentren su deporte, le den una oportunidad al rugby.

rugby3“Tenemos un gran inconveniente, ya que las chicas de cuarto medio terminan y se van a estudiar al norte y nosotros todos los años tenemos que renovar el equipo, el año pasado se nos fueron cinco jugadoras, el antepasado se fueron cuatro, por lo tanto hay una constante renovación”, precisó el entrenador.

Una de las aventureras en el rugby es Lorena Pérez de 20 años, estudiante de kinesiología, quien explica que se inició en esta disciplina a los 16 años, cuando fue invitada por una amiga. “Apenas empecé a jugar sentí que era un deporte que no se igualaba a otro, además no requiere de condiciones físicas especiales”, indicó la joven.

Por su parte, Tania Ojeda de 19 años, destaca que el rugby incluye a todos los que deseen practicarlos, no es despectivo en el ámbito físico. “El deporte acá es futbol o básquetbol, esto salía de lo común, y una vez estando en el equipo se nota mucho mas el compañerismo”, concluyó la rugbista.

rugby2

Los niños de la Escuela Manuel Bulnes están aprendiendo rugby, y con ello las sonrisas se multiplican, ya que disfrutan de cada momento al aire libre.

 

 

Fotos Jaime Haro S.