Necrológicas
  • Filomena Mayorga

Senadores Goic y Bianchi: ex ministro Chadwick debe admitir responsabilidad política por abusos durante Estado de Emergencia 

Por La Prensa Austral domingo 3 de noviembre del 2019

Compartir esta noticia
209
Visitas

La misma postura manifestaron los diputados Karim Bianchi y Gabriel Boric. La excepción estuvo por parte de Sandra Amar, para quien tales acciones “distraen del trabajo mancomunado que la gente quiere que se haga desde el nivel político”.

Nelson Encina C.

nencina@laprensaaustral.cl

Dos efectos inmediatos provocaron esta semana a nivel político las recientes manifestaciones de descontento social que se registraron en diversos puntos del país. La primera dice relación con el ingreso el miércoles por parte de diputados de oposición, de una acusación constitucional en contra del ex ministro del Interior, Andrés Chadwick, por su eventual responsabilidad -cuando era todavía secretario de Estado- en hechos constitutivos de violación a los derechos humanos que habrían cometido las fuerzas de Orden y Seguridad durante el Estado de Emergencia decretado en diversos puntos del país.

La moción busca inhabilitar al ex personero de gobierno para el ejercicio de cargos públicos, ello en el plazo de cinco años, acción solicitada a través de las firmas de:

Manuel Monsalve (PS); Ricardo Celis (PPD); Daniella Cicardini (PS); Boris Barrera (PC); Catalina Pérez (RD); Alexis Sepúlveda (PR); Camila Rojas (IND-Com); Alejandra Sepúlveda (FRVS); Gabriel Silver (DC); Tomás Hirsch (PH) y Gabriel Boric (IND-CS).

En una segunda avanzada, se alista una segunda acusación constitucional por el mismo motivo, esta vez en contra del Presidente Sebastián Piñera, iniciativa impulsada por la diputada Pamela Jiles y que recibió respaldo tanto en el Partido Comunista, como a nivel del Frente Amplio.

Al respecto, la senadora Carolina Goic (DC) calificó como
inaceptable el hecho de que el propio ex ministro del Interior dijera que no tenía responsabilidad política. A la vez, la parlamentaria tildó de inexplicable que el Presidente pidiera primero a los militares tomar el control del orden público, antes de cambiar el ministro, el que no habría sido capaz de cumplir con uno de los mandatos de su cargo.

En cuanto a la propuesta de acusación constitucional contra el Mandatario, señaló que “no me puedo pronunciar previamente sobre la acusación misma para no inhabilitarme como jurado. Espero que el presidente entienda la profundidad de la crisis y que no se soluciona con medidas cosméticas”. A la vez, puntualizó que más allá de estas situaciones, la mirada parlamentaria debiera estar en abordar las demandas de la población por solucionar problemas que advierten en materia de salud y pensiones, entre otros.

Su par, Carlos Bianchi, criticó en tanto que siendo Piñera un Presidente elegido democráticamente, haya adoptado como primera reacción ante las justificadas demandas sociales, la de sacar militares a la calle, además con la instrucción de disparar a civiles. “Eso a lo menos amerita que se haga una acusación y se busquen las responsabilidades, porque partamos de la base que el Estado de Emergencia dice relación con procurar el orden público ante catástrofes naturales, terremotos, maremotos e incendios, por nombrar algunos casos”.

En tanto, el diputado del Frente Amplio, Gabriel Boric, remarcó la importancia de que exista una transversalidad en la oposición, a la hora de exigir responsabilidades políticas en lo que atañe al ex ministro Chadwick.

El parlamentario recalcó que la acusación no obedece -como se ha dicho en algunos círculos políticos- a una ‘revancha’, sino más bien a un acto con el que se busca dejar a modo de precedente, que no se permite por parte de las instituciones del país, la violación de los derechos humanos. “Pero a mí me interesa destacar -además- otra cosa: mientras paralelamente se realiza esta acusación constitucional, nosotros como oposición vamos a seguir trabajando de manera intensa en las urgencias sociales que ha puesto en el tapete el pueblo de Chile, como por ejemplo la rebaja de dieta parlamentaria, el impuesto a los súper ricos, el congelamiento de los servicios básicos, entre otros”, aseveró.

En la misma línea, agregó que el martes se votará en la Comisión de Constitución, un mecanismo para la modificación constitucional mediante un plebiscito. “Por lo tanto, acá estamos avanzando en caminos paralelos: exigir responsabilidades políticas ante las graves violaciones a los derechos humanos, legislación de medidas sociales urgentes para el pueblo de Chile y cambios estructurales en las reglas del juego mediante una nueva Constitución”.

En tanto, Boric sostuvo que el alistamiento de la acusación constitucional al Presidente de la República es algo que se está analizando como Convergencia Social. “Estamos disponibles para apoyarla”, acotó.

Por su parte, el diputado Karim Bianchi, apoya la acusación en contra de Chadwick. “Hay argumentos suficientes para determinar que no cumplió con el mandato que tiene el ministro del Interior, que es resguardar la seguridad pública, tanto en la fase previa como cuando se suscitaron los actos. Incluso, llegando a decretar ilegalidad bajo normas que están derogadas, determinadas acciones que culminaron incluso violando los derechos humanos. Las Fuerzas Armadas debieron estar para custodiar los bienes críticos o susceptibles de actos vandálicos y no para enfrentarse a la ciudadanía. Primero, hay que determinar esa responsabilidad del ex ministro y luego ver lo del Presidente. Hoy el país requiere de mayor unidad, pero no existe quórum para avanzar hacia una acusación en su contra. Por tanto, creo que esa situación sólo generará un desgaste del Parlamento en acciones que no van a ser que prosperen las necesidades inmediatas en las que tenemos que trabajar. Debido a lo mismo, considero pertinente legislar en establecer las políticas que permitan dar respuesta inmediata a lo que la ciudadanía reclama”.

Una mirada diametralmente distinta es la que manifestó la diputada Sandra Amar (Udi), para quien ninguna de las acusaciones constitucionales referidas, ‘contribuyen’, ello porque tal acción a su juicio: “nos desvía del foco. Además, -dijo con relación a Chadwick- la responsabilidad fue asumida desde el momento en que dejó de formar parte del gabinete del Presidente”.

Agregó que acusaciones como las que hoy ocupan la agenda, distraen del trabajo mancomunado que la gente quiere que se haga desde el nivel político, en orden a dar soluciones rápidas a sus legítimas demandas. “La ciudadanía no quiere más conflictos ni divisiones partidistas, quiere soluciones y mientras antes se entienda eso, mejor para Chile. Y si bien la acusación constitucional es un instrumento legal, se debe ser muy cuidadoso, porque nuestra democracia podría salir gravemente dañada”.