Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina
Superintendencia recordó la Ley de Derechos y Deberes del Paciente

Seremi de Salud recurrió a la Fiscalía por filtración del nombre de paciente con tuberculosis

Por La Prensa Austral miércoles 11 de octubre del 2017

Compartir esta noticia
581
Visitas

Institución contactará al afectado para determinar las acciones a seguir.

Recordando que los pacientes tienen derecho a que su información médica no se entregue a personas no relacionadas con su atención, el secretario regional ministerial de Salud, Oscar Vargas Zec, confirmó la presentación ante la Fiscalía de Punta Arenas los antecedentes de la filtración del estado de salud de una persona contagiada con tuberculosis. Cabe recordar que el diagnóstico fue dado a conocer junto con otros antecedentes de la ficha clínica del paciente, un recluso del complejo penitenciario local.

De acuerdo a lo señalado por la autoridad sanitaria, la denuncia se realizó para que se investigue una vulneración de la Ley de Derechos y Deberes del Paciente, aunque además se evalúa una transgresión de la Ley Zamudio, ya que otras doce personas se contagiaron con la enfermedad y ningún caso fue dado a conocer con nombre. “Por qué a un reo se lo trató de una manera distinta que a las otras personas contagiadas con la misma enfermedad”, comentó el seremi, quien explica que esta es una situación que no se había dado en la región.

“Realizamos la presentación ante la Fiscalía porque aquí no hay un prestador claramente identificado para saber quién filtró la información. Acá hubo una filtración de la ficha clínica y que debe haber salido de alguna parte”, complementó.

Esta información fue dada a conocer durante una conferencia de prensa ofrecida de manera conjunta entre la agente regional de la Superintendencia de Salud, Nelly Jeldres, y el seremi de Salud, actividad que se realizó durante la mañana de ayer y que buscaba que los usuarios se informaran respecto de lo sucedido.

Al respecto, Jeldres destacó que la Ley de Derechos y Deberes del Paciente data de 2012 y nace para resguardar la privacidad de las personas en cuanto al diagnóstico que tienen las personas. “Esta ley expresamente establece el resguardo de los pacientes en cuanto a la información clínica, este es un derecho estipulado en la ley y que la persona tome sus decisiones respecto de su estado de salud”, complementó.

Frente a los reclamos realizados en el marco de la Ley de Derechos y Deberes del paciente, la Superintendencia de Salud ha recibido seis casos en lo que va del año, cuatro por falta de información administrativa o financiera y dos por falta de atención segura y de calidad.

Toda persona tendrá derecho a tener información oportuna y comprensible de su estado de salud, a recibir un trato digno respetando su privacidad, a ser llamado por su nombre y a ser atendido con amabilidad, a ser informado de los costos de su atención de salud; a no ser grabado, ni fotografiado con fines de difusión, sin su permiso; a que su información médica no se entregue a personas no relacionadas con su atención, entre otros.