Necrológicas

Serviu tiene ‘luz verde’ para la compra de terreno de parientes de Morano y Boric

Por La Prensa Austral martes 14 de junio del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
1.367
Visitas

Pese a las polémicas mediáticas y acciones judiciales interpuestas para detener el proceso, la Contraloría Regional de Magallanes y Antártica Chilena dio ‘luz verde’ al Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), para la compra del terreno “Hijuela Nº 36”, de propiedad de Patricia Büchner Herrero (esposa del diputado, Juan Morano), Luis Boric Scarpa (padre del diputado, Gabriel Boric), y Julio López Rodrigo.

Así fue informado ayer a los consejeros regionales, mediante oficio ordinario, donde se informa que con fecha 6 de junio de 2016, el órgano contralor comunicó la Toma de Razón de la Resolución Nº9, de fecha 16 de marzo de 2016, a través del cual el Serviu aprobó el contrato de compraventa sobre el citado inmueble.

En este contexto, la directora del organismo, Hina Carabantes Hernández, señala que dentro de los próximos días se verificará la inscripción de la transferencia a favor del Serviu, en el Conservador de Bienes Raíces de Punta Arenas, lo que permitirá dar inicio al proyecto habitacional contemplado para ese lugar, con los estudios de topografía y calicatas del terreno.

Primer informe

Cabe recordar que el pasado 25 de enero, la Contraloría Regional de la República había presentado un pronunciamiento donde establecía que la compra estaba fuera del marco legal en los términos planteados por el Serviu, por lo cual no se podía proceder a la toma de razón.

En este contexto, el organismo debió subsanar las observaciones, que hacían alusión a que no se justificaba el trato directo y con que en el informe de tasación, de fecha 20 de octubre de 2014 que se acompañó, se verificaban inconsistencias en cuanto al valor determinado por metro cuadrado.

En dicha oportunidad, el director regional (s) del organismo, Rolando Lizana, señaló que el informe no implicaba ilegalidad en el proceso, sino el requerimiento de antecedentes adicionales que, en dicha oportunidad, el Serviu estaba elaborando.

Hay que hacer presente que la compra del terreno establecía un valor superior a los 1.140 millones de pesos, monto que fue cuestionado por algunos personeros, que establecieron que el Servicio de Impuestos Internos había tasado la propiedad en sólo 3 millones 700 mil pesos.