Necrológicas
  • Jorge Antonio Yersic Soto
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

“Si hay una denuncia comprobada de que un perro generó una mordedura, ese can no vuelve a la calle”

Por La Prensa Austral jueves 21 de enero del 2016

Compartir esta noticia
583
Visitas

– El profesional indicó que hay escasa cooperación vecinal al momento de pesquisar a los dueños de las mascotas que son dejadas “en situación de calle”.

Alrededor de 350 perros son esterilizados en forma mensual por los profesionales que integran el Programa “Yo Aperro”, plan enmarcado en las acciones desarrolladas por la Dirección Municipal de Aseo y Ornato. Sólo el año 2015, se lograron realizar más de 2.300 cirugías caninas y esa cifra espera ser superada el presente año, a razón de que actualmente se cuenta con dos clínicas veterinarias que han reforzado la labor desplegada en el canil municipal.

“El programa ‘Yo Aperro’ está enfocado a la atención de canes que tienen o no dueños. En el caso de perros de calle o que deambulan en la vía pública, el municipio hace retiro de ellos, en base a denuncias”, afirmó el veterinario del Centro de Rescate Canino, Carlos Pavez Paredes.

En este punto, el profesional indicó que falta mayor colaboración de los vecinos, al momento de identificar la procedencia de un can que –encontrándose en la vía pública- se haya en condiciones aceptables.

“En general, hay muy poca cooperación de los vecinos, porque cuando concurrimos a corroborar una denuncia de un perro que deambula solo y detectamos que ese perro está clínicamente sano y sin ninguna patología previa, nadie nos señala a la persona que podría estar albergando a dicho can. Por consiguiente, si no tenemos cómo confirmar quién es el dueño, dicho perro pasa a integrar una condición de calle”, acotó Pavez.

En este punto, el veterinario aclaró que –de acuerdo a la Ordenanza de Tenencia Responsable de Perros- un can que está bajo tuición de una o más personas y que es dejado en la calle, debería dar lugar a una denuncia. En el caso de los perros que deambulan solos, y que manifiestan acciones comprobables de agresividad, estos son derivados al Servicio de Salud.

“Nosotros apelamos a la responsabilidad reproductiva de dicho perro y estamos claros que hay perros que no pueden volver a la calle, debido a que muestran agresividad comprobada. Si hay una denuncia que fue cursada a través del Servicio de Salud, de la Fiscalía o de Carabineros y que corrobora que un perro ha mordido a gente, ese can no vuelve a salir a la vía pública y es derivado al Servicio de Salud. Si no es ese el caso, para nosotros es un perro de calle, al que tenemos que hacerle inicialmente el control reproductivo”, afirmó Pavez.

El veterinario agregó que -dentro de las aristas que tiene el Programa de Control Canino- lo prioritario es controlar la reproducción de perros, y asimismo educar a la comunidad sobre la tenencia responsable de canes. Sin embargo, en la línea de fiscalización deben además intervenir otras entidades, como carabineros o los inspectores municipales. A ello, se añade que para poder cursar multas y aplicar sanciones, rol de los vecinos es fundamental, según detalló el veterinario del Programa “Yo Aperro”.