Necrológicas
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
  • Yolanda Miranda Andretta

Sindicato de Trabajadores de Enap enciende las alarmas por venta de gas argentino hacia nuestro país

Por La Prensa Austral martes 28 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
479
Visitas

Este lunes el Sindicato de Trabajadores de Enap Magallanes planteó serios reparos en torno al reciente acuerdo de venta de gas argentino hacia nuestro país. Esto último, porque dos de los primeros compradores son Gasco Magallanes y Methanex, clientes de Enap a nivel local, situación que para el gremio enciende las alertas por las eventuales implicancias que dicha tratativa podría tener para la estatal, que a ojos de los trabajadores, debería además buscar nuevos negocios y diversificar sus operaciones. 

En este contexto y respecto del primero de los puntos, el presidente de los petroleros, Alejandro Avendaño Gallardo, se refirió a los dichos del gerente de Enap Magallanes, Ramiro Parra Armendaris, quien en conversación con Pulso Económico -en la edición del sábado pasado-, transmitió la tranquilidad de que independiente de dicho acuerdo, los contratos que mantiene la firma, están garantizados y se mantienen intactos. “Eso no es verídico, debiera saber que el contrato con el distribuidor Gasco vence en diciembre de este año -el día 31, precisó luego- y seguro no renovará con Enap, sino con gas argentino. Por otra parte ya no podríamos hablar de venta de excedentes a Methanex, sino que a partir de no tener contrato con Gasco, comenzaremos a regalarle nuevamente a la canadiense a valores muy por debajo de lo que cuesta producir el gas”, precisó.

El precio

El dirigente llamó en función de estas aprensiones, a que se transparente el precio de venta de este recurso a Methanex, como lo hacen -recalcó- en otros países. “Por ejemplo, Bolivia vende gas a Argentina a US$5,6 por millón de BTU”, dijo aludiendo de paso a que según ha trascendido, la comercialización de gas desde la nación trasandina hacia Methanex, sería de unos US$5 el millón de BTU. Esto, “más que el valor que está pagando Methanex hoy a Enap”, expresó Avendaño. Y agregó: “Recogemos las palabras del nuevo gerente general de Enap, Andrés Roccatagliata: ‘proyecto que no es rentable no continúa’, por lo que el primero que debiera terminar sería Methanex, si no paga el valor real de mercado”.

Gasco y compra

El dirigente representó también críticas al rol social de Gasco, en cuanto al precio de venta del gas a la comunidad. En tal sentido, remarcó que es Enap la que ha debido absorber diferencias de costos para que el suministro siga a los valores que hoy paga la ciudadanía. “El año 2017, aparte del subsidio, Enap a su propio costo tuvo que aportar a lo menos US$14 millones”. Y recordó: “Cuando se le exigió -a la empresa- pasar la venta del metro cúbico de gas de dólares a pesos y subiera solamente por el IPC, ello le significó US$5 millones en pérdidas. Esto nunca lo hará Gasco. Solamente una empresa estatal privilegia su rol social sobre el económico; el privado, sólo jugosas ganancias. Hoy todavía no tenemos claridad de la tarificación del gas, siendo Gasco una empresa que nos sigue cobrando por el arriendo de medidor y un cargo fijo, aplicando un factor de corrección que hace subir el consumo real de su medidor. Llamamos a la ciudadanía a estar atenta, ya que si -Gasco- compra, es porque el valor del metro cúbico será menor al que le vende la Enap”.

Finalmente, Avendaño señaló que actualmente el valor de venta del gas a Gasco es de US$5,7 el millón de BTU -más el subsidio-, arista del tema que lo hace ver con recelo la nueva comercialización. Asimismo, reparó en que los costos del transporte de gas desde Argentina, tampoco constituyen un ‘gran negocio’ para la Enap. “Estamos hablando de que Enap cobra sólo US$0,4 por millón de BTU transportado. Eso es una miseria, hay que subir ese valor, a lo menos a un US$1 por millón”.

Nuevos negocios

Sumado a estas apreciaciones, Avendaño reiteró que la estatal debe apuntar a la búsqueda de nuevos actores en el mercado. “No podemos quedarnos tan sólo con estos dos clientes. La plana ejecutiva no ha mirado nuevos negocios que serían rentables, como una planta pequeña de licuefacción y poder sacar nuestro gas de Magallanes”.

Declaración de Enap

En tanto, frente al ingreso de gas argentino, Enap informó a través de un comunicado que “el reingreso de gas argentino a Magallanes es un escenario reciente que en nada altera los actuales contratos que Enap tiene vigentes con dos de sus principales clientes: Gasco y Methanex. Respecto del primero, la empresa distribuidora del gas en la región tiene asegurado el suministro a través de un contrato que se renueva anualmente con Enap, no existiendo a la fecha ningún cambio al respecto.

Siendo una relación comercial con más de 30 años de vigencia”. Y agregan: entendemos que las conversaciones de Gasco para traer gas desde Argentina son exclusivamente para clientes con tarifa no regulada (fuera del subsidio), específicamente para nuevos y potenciales clientes del sector industrial de Magallanes”.

Respecto de Methanex, señala la estatal que: “los envíos desde la nación vecina complementarían las entregas que hoy realiza Enap con gas no convencional extraído en Magallanes. Actualmente, la producción de Enap está por sobre los 3 millones de metros cúbicos de gas, lo que nos permite suministrar en forma segura y confiable este recurso a la población durante todo el año, y vender los excedentes a Methanex para fortalecer su negocio”.