Necrológicas
  • Juan Fermín Purralef Montalva

Sintia Orellana Yévenes: “Ley Gabriela finalmente reconoce la violencia de género”

Por La Prensa Austral domingo 9 de febrero del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

– La abogada y directora de Género, Equidad y Diversidad de la Universidad de Magallanes (Umag), Sintia Orellana Yévenes,
se refirió a esta legislación recientemente aprobada en su último trámite constitucional en la Cámara de Diputados.

La abogada y directora de la Dirección de Género, Equidad y Diversidad de la Universidad de Magallanes (Umag), Sintia Orellana Yévenes, valoró que la aprobación en el Congreso de la ley Gabriela, ya que permitirá reconocer, en un rango más amplio, la violencia de género en contra la mujer.

“La relevancia de esta futura ley es que finalmente se reconoce la violencia de género, ya que hasta ahora en Chile se sanciona la violencia intrafamiliar. Ahora esta ley castigaría el echo de agredir a una mujer, no como está consignado hoy, donde se penaliza el vinculo familiar. Esto es un tremendo avance”, opinó.

El proyecto modifica el Código Penal y establece un nuevo tipo penal de femicidio íntimo, ampliando esta figura a las parejas sin convivencia, a los padres de hijos en común. Asimismo tipifica un nuevo delito de femicidio por razón de género, que contempla cualquier asesinato de una mujer por el solo hecho de serlo y establece agravantes especiales, como por ejemplo que la víctima sea menor de edad o se encuentre embarazada.

La iniciativa es conocida bajo este nombre en honor a Gabriela Alcaíno y su madre Carolina Donoso, quienes fueron asesinadas en manos del ex pololo de la joven en Maipú.

El proyecto que fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Diputados y con apoyo transversal, además contó con el respaldo del gobierno, el cual la última semana puso discusión inmediata, además de la urgencia que mantuvo durante todo el año 2019.

Nueva definición de femicidio

Con esta ley se incluyen todo tipo de relaciones amorosas o sexuales, entre ellas el pololeo y la muerte de una mujer mientras ejercía la prostitución. También se incorpora la violación con homicidio.

Femicidio íntimo: se llamará así el asesinato que haya sido propiciado por el esposo o ex esposo, conviviente o ex conviviente, de la víctima.

Femicidio público: también llamado “por razones de género”, en el caso de que el asesino sea el “pololo” o “ex pololo” o simplemente una persona con la cual la víctima tenía algún tipo de vínculo romántico o sexual.

Aumento en las penas: un homicidio simple va de 10 a 15 años, por eso en esta iniciativa el techo del homicidio simple es el piso del femicidio. Las penas partirán en 15 años y un día con la posibilidad de presidio perpetuo.

Agravantes y eliminación de atenuantes: se incluyeron agravantes en los casos en que la mujer esté embarazada, cuando sea una menor de edad y cuando se halla dado muerte en presencia de su ascendiente o descendiente. Además, se eliminó la atenuante de “obcecación o el arrebato” la cual validaba una rebaja en las penas cuando el agresor o asesino dijera que fue un ataque de celos y que se encontraba “fuera de sí”.