Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Subprefecto Rodolfo Lobos: “Los carabineros no están para arrear vacas o caballos en la calle”

Por La Prensa Austral miércoles 26 de agosto del 2015

Compartir esta noticia
3.490
Visitas

Existen normas específicas que sancionan a quienes dejan sueltos animales en la vía pública, por lo que los carabineros están facultados para cursar la citación correspondiente, pero no estamos para arrear animales, mucho menos si no se cuenta con un espacio donde trasladarlos”, sentenció el subprefecto de los Servicios de la Prefectura de Carabineros, comandante Rodolfo Lobos, quien advirtió que se necesita un corral municipal para abordar esta problemática.

Cerca de las 9 horas de este martes, un charco de sangre cubría el pavimento a la altura del kilómetro 5,5 de la Ruta 9 Sur, a metros del puente Río de los Ciervos, donde durante la madrugada un caballar fue embestido por un vehículo pesado, cuyo impacto mató instantáneamente al equino.

Dicho accidente no fue reportado por el conductor afectado, sino que por personas que después circularon por el sector, dando cuenta que el animal muerto permanecía sobre la calzada, en medio de la neblina que tempranamente cubría el sector sur, siendo su cuerpo retirado momentos más tarde.

Pero este episodio, no es una situación nueva en el sector, ya que en mayo del año pasado, en el kilómetro 7,6 de la misma ruta, dos personas resultaron con heridas graves, luego de que el vehículo en que viajaban chocara contra un vacuno que cruzaba la calzada durante la noche.

Imposible no recordar lo ocurrido la mañana del 7 de julio pasado, cuando en Avenida Pedro Aguirre Cerda, con Avenida España, un furgón utilitario impactó con un potrillo, animal que murió en el lugar, quedando el vehículo de trabajo con millonarios daños.

Problema constante

“Esto no viene ocurriendo sólo ahora, sino que es una situación que se ha venido repitiendo desde hace meses, con mayor revuelo en los últimos días. De hecho, a modo de ejemplo, en 2013 en Punta Arenas se cursaron 17 infracciones por presencia de animales en la vía pública, en 2014 fueron 10 citaciones, mientras que en lo corrido de 2015 ya se han cursado 15 infracciones”, detalló el comandante de Carabineros.

Las infracciones notificadas por Carabineros a las que hace alusión Lobos, tienen relación con la prohibición dispuesta en el artículo 165 de la Ley del Tránsito, en la cual se señala en su numeral 10, se sanciona “el dejar animales sueltos o amarrados en forma que pudieren obstaculizar el tránsito. El cruce de animales de uno a otro lado de la vía, sólo podrá hacerse en lugares autorizados y previamente señalizados. Los dueños u ocupantes de predios con acceso a las vías públicas deberán mantener en buenas condiciones los cercos y puertas para evitar la salida del ganado”.

Procedimiento ideal

El jefe policial, explica que lo ideal, sí se contara con las instalaciones municipales adecuadas, que brinden el cuidado y alimentación que requieren los animales, sería: identificar al propietario de los animales (cosa que no se da siempre, según precisó), cursar la multa y requerirle que lo retire de la vía pública. En el caso de no ser identificado el infractor, contactar un servicio de movilización para los animales (haciendo un paralelo con los servicios de grúas en el caso de automóviles), derivarlos a un predio municipal apropiado, y una vez reclamado por el propietario el animal, cursar la multa que considere los cargos incurridos en la movilización de los ejemplares. Y de no aparecer el dueño, y según faculta la ley a los municipios, entrega la opción de la subasta de los ejemplares.

“Pero para eso la municipalidad debe, y tengo entendido que se ha conversado algo al respecto, preparar un lugar para estos efectos, ya que la maestranza municipal no cuenta con las condiciones, y no le corresponde a Carabineros asumir esa responsabilidad”, enfatizó Rodolfo Lobos.

Concluyó abordando las malas prácticas que se dan en algunos predios, como falencias en los cercos o alambrados, que facilitan la salida de las bestias, lo que se suma a la falta de marca, o derechamente, el que propietarios eluden su responsabilidad negando pertenencia sobre los animales.

Hizo un llamado a la comunidad al autocuidado ya que “mientras no exista una solución definitiva, siempre existirá el peligro que un accidente pueda ocurrir, esperemos que no tengamos víctimas que lamentar”, finalizó.