Necrológicas
  • Alicia Noelia Quelín Andrade
  • Rosenda Tapia Oyarzún
  • César Gallardo Hijerra
  • Tegualda Pascuala Paillán Cheuquepil

Artes marciales que promueven la disciplina, el autocontrol y la defensa personal

Por La Prensa Austral lunes 15 de abril del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

Academia de Kick Boxing y Muay Thai, Wladislaw Yagello

La institución dirigida por el maestro Wladislaw Yagello trabaja en la formación de personas de diferentes edades en este deporte de contacto en el cual se emplean puños, codos, rodillas y piernas

La academia, ubicada en calle Quillota esquina Maipú, nace en el año 1996 y desde esa época ha venido formando a personas en diferentes artes marciales. Actualmente este gimnasio otorga clases de Muay Thai (Boxeo Tailandés), el cual entre sus objetivos principales promueve lo que es el autocontrol, la disciplina y la defensa personal en niños, jóvenes y adultos, conservando las medidas de seguridad primordiales para un deporte de contacto en el que se usan ocho extremidades: puños, codos, rodillas y piernas.

El maestro de esta academia que lleva su nombre, Wladislaw Yagello, practica distintas disciplinas dentro de las artes marciales como Kepo Fuchi, Kick Boxing y finalmente derivó en el boxeo tailandés, que es el deporte que enseña actualmente. “El objetivo de esta academia, a diferencia de lo que muchos piensan, como es un deporte de contacto, nosotros nos enfocamos más a trabajar lo que es el autocontrol del niño, por ejemplo a una persona tímida o hiperquinética, lo ayuda mucho porque a través de la práctica puede canalizar todo eso”.

Dentro de esta institución las categorías se dividen en grupos de diferentes edades que van desde los más pequeños, de los 4 hasta los 10 años, la categoría de adolescentes y jóvenes hasta los 18 años, y otra solamente de adultos. Según explicó el entrenador es que el entrenamiento “parte con un precalentamiento que consta de un trote de unos 20 minutos, se hace elongación y posteriormente viene un trabajo más personalizado en el sentido funcional, es decir unos 30 segundos a 1 minuto para trabajar partes específicas del cuerpo, como las extremidades inferiores, tronco, abdominales. Después viene un trabajo técnico que se hace con los implementos que tenemos como foco, paos, escudo, palmetas, sacos, y al final viene algo que yo le llamo soltura, que es el combate cuando trabajan con un compañero”.

Incentivando una actitud pacífica

Kevin Yagello Larraín (20años) es hijo del maestro de esta academia y preparador físico de los alumnos. En su experiencia comentó que lleva practicando esta disciplina desde los 4 años y comentó: “Yo creo que todo artista marcial está expuesto al estigma de que piensen que es una persona violenta, pero más bien es todo lo contrario. A pesar de que el contacto es algo inherente del combate o de la competencia, fuera del gimnasio se promueve sobre todo la actitud pacífica y el usar los conocimientos como último recurso en caso de defensa personal”.

Si bien, como todo deporte de contacto, el alumno puede estar expuesto a golpes que pueden producir lesiones, el maestro Wladislaw Yagello es enfático en sostener que en este lugar se toman todas las medidas de seguridad necesarias. “Participamos en torneos, pero soy muy cuidadoso con eso porque al ser un deporte de contacto el alumno, sobre todo los niños, están expuestos a lesiones, por eso también en la academia exigimos protector bucal, vendas, canilleras y en el fondo lo máximo de seguridad para que se proteja de alguna técnica mal aplicada que pueda lastimar”.

Si bien los cupos en esta academia son limitados, la institución desde el año 2007 participa en la mesa intersectorial del “Muévete junto al Estrecho” con la Municipalidad de Punta Arenas y la seremi de Salud, donde hacen una actividad al aire libre para incentivar a las personas para que hagan deporte. “Eso en el fondo es lo que más nos incentiva, hacer también actividades sin fines de lucro”, comentó.

La voz de los alumnos

Camilo Garrido lleva casi dos años practicando este deporte y explica que “ha sido muy buena experiencia, nunca antes había practicado artes marciales. En esta actividad se trabaja muchas partes del cuerpo y se trabaja mucho lo que es autocontrol, disciplina y sirve como autodefensa”. También Jaime Larraín, quien lleva practicando en esta academia hace sólo dos meses, expresa que “vine a practicar por que mi hermano me había enseñado algo de Full Contact, pero ahora practicando lo que es Muay Thai ha sido muy positivo, porque he aprendido muchas más cosas con el profesor”.

Keytlin Serpa, de 14 años, lleva alrededor de 5 años entrenando en esta academia y cuenta que “es muy buen deporte, sobre todo para alguien que necesita relajarse o trabajar la autodefensa. Llegué aquí porque mi papá llevaba entrenando como un año, entonces me trajo a mi y me terminó gustando, ahora mi idea en un futuro es seguir practicando y ojalá llegar en algún momento a competir”.

Otra de las jóvenes de 14 años de edad que entrena hace aproximadamente un año es Catalina González, quien contó que ha sido una experiencia que le ha servido mucho para tomar confianza en sí misma, sobre todo en el tema de la autodefensa. “La idea, creo, es aprender a controlar los impulsos violentos y pensar más, ya que una sabe las técnicas. Creo que este deporte sirve para sacar muchos de los problemas que uno pueda tener en el día a día y sobre todo reafirmar la confianza, pero requiere de mucha disciplina y constancia”.

Fotos Rodrigo Maturana L.