Necrológicas
  • José Arturo Olavarría Velásquez
  • Víctor Serón Nail

Los pequeños cracks que asomaron en la disputa de la Copa Cadiz

Por La Prensa Austral lunes 3 de junio del 2019

Compartir esta noticia
321
Visitas

Campeonato de futsal organizado por el Liceo San José

El miércoles de la semana recién pasada se disputaron las finales de la Copa Cadiz, tradicional evento deportivo de futsal organizado por el Liceo San José. En los cinco partidos hubo la emoción propia de estos encuentros, con un agregado, en cuatro de ellos hubo clásico salesiano, entre el San José y el Instituto Don Bosco. Incluso, en el último encuentro, entre las categorías mayores (2001-2002) la hinchada de los visitantes llegó en gran número al gimnasio del “Sanjo”, con banderas, bombos y cánticos.

Con menos público, pero mucho entusiasmo y apoyo familiar, se jugaron las finales de las categorías menores. El primer duelo enfrentó al San José con Don Bosco en la categoría 2009-2010. Lamentablemente para los locales, la diferencia a favor de Don Bosco fue incontrarrestable, especialmente, gracias a la calidad del pequeño César Muñoz, autor de tres de los goles que le dieron el título a su equipo, que goleó 6-1. Con una habilidad sobresaliente, este niño que cursa cuarto básico ya se probó en la Universidad de Chile y viaja cada dos meses para entrenar en sus series menores. En las tribunas, sus papás Jesús Muñoz y Karina Moreno, aplaudieron sus jugadas.

“Estuvo difícil al principio. Juego desde los dos años, mi jugador favorito es Messi. Tengo compañeros buenos igual, a veces me enojo, pero no con mi equipo. Mi sueño es ser futbolista profesional, en el Barcelona y en Chile en Colo Colo, mi jugador favorito es Valdivia”, comentó Muñoz.

En el siguiente encuentro, entre la categoría 2007-2008, hubo un partido que contó con todos los ingredientes de una final: 4-3 venció el Colegio Contardi al Instituto Don Bosco. Un duelo que estuvo empatado hasta bien entrado el complemento, pero que se desniveló con la calidad de Bastián Nenén en toda la cancha y las tapadas del arquero Duzan Vásquez, que reconoció que su atajada más difícil fue “cuando le pegaron, rebotó en un compañero, me tiré y tuve que estirar la mano”. Este admirador de Ter Stegen y Claudio Bravo juega hace dos años en el arco y ya le toma gustito.

Joaquín Saavedra, el número 11, destacó en tanto que “éste es el rival con el que siempre hemos peleado, pero tuvimos la oportunidad y ganamos. Muy difícil, el primer tiempo estuvo apretado. Mi sueño es ser futbolista y jugar en la U, admiro a Messi y en Chile a Eduardo Vargas”.

Diego Bustos, a su vez, admirador de Esteban Paredes e hincha, por consiguiente, de Colo Colo, indicó que “estuvo difícil y por la diferencia de edad, porque ellos eran la mayoría eran 2007 y nosotros la mitad, 2008”.

Lo mismo opinó Gabriel Ojeda, que gracias a su esfuerzo, llegó a trabar un remate que era gol seguro, en el último segundo del partido. “Alcancé a tapar justito, casi nos empatan. Sufrimos un poquito con el gol. El equipo del Don Bosco era más 2007 y nosotros, cuatro 2008; estuvo muy complicado. Me gustaría jugar en el PSG y en Colo Colo, y mis jugadores favoritos son Mbappé y en Chile, Pavez”, comentó uno de los jugadores del Contardi, que fueron dirigidos por Jorge Montaña Vásquez.

Fotos Gerardo López M.