Necrológicas
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
  • Yolanda Miranda Andretta

Niños y jóvenes perfeccionaron sus técnicas en el basquetbol

Por La Prensa Austral lunes 6 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
217
Visitas

En un campus organizado por el Club Deportivo Inacap

Más de 80 participantes de las categorías mini, infantil, cadetes y juveniles, tanto damas como varones, durante tres días aprendieron técnicas de defensa y ataque con el destacado jugador Patricio Briones y el reconocido entrenador Gabriel Schamberger

El extremo norte y sur de Chile son zonas a las cuales no se puede llegar fácilmente, no sólo por características territoriales, sino también monetarias. Por lo mismo, muchas de las ciudades y sus habitantes quedan aislados y no pueden conectar con las redes nacionales de cultura, economía e incluso deportivas. Este último aspecto es notorio en Magallanes, ya que muchas veces en las diferentes disciplinas, los equipos deben jugar reiteradas veces entre ellos o con las escuadras de la Patagonia argentina. En ciertas ocasiones las agrupaciones realizan convenios y esfuerzos para lograr más roce competitivo, especialmente con aquellas organizaciones que son parte exigentes ligas. En otras oportunidades, traen la experiencia de estos profesionales a la zona austral.

En busca de colaborar al perfeccionamiento de los basquetbolistas regionales, la semana pasada el Club Deportivo Inacap realizó un campus dictado por el histórico basquetbolista nacional, Patricio Briones, y el director técnico argentino, Gabriel Schamberger, quien ha logrado campeonar con Universidad de Concepción, Colo Colo y Español de Talca.

Según dice el presidente del Club Deportivo Inacap, Patricio Negrón, la iniciativa gracias al financiamiento del gobierno regional a través de los fondos públicos del 6%. Explicó que el objetivo principal es que los profesionales que vengan entreguen su conocimiento más relevante con respecto al básquetbol. De igual forma agregó que los participantes en total son 80, parte de las categorías mini, infantil, cadetes y juveniles, tanto damas como varones, del Club Deportivo Inacap, el Colegio Miguel de Cervantes y el Colegio Alemán. El dirigente finalizó manifestando que la intención de la institución es volver organizar este tipo de instancias, pero de forma mucho más masiva.

En diversas oportunidades los monitores juntaron a los jóvenes para guiarlos y contarles sobre sus experiencias profesionales.

Palabras de un exitoso entrenador

Por su parte Gabriel Schamberger valoró la iniciativa, recalcando que es necesario dar ese pequeño empujoncito para que los niños y jóvenes adquieran la mayor experiencia posible en el básquetbol, con roce competitivo y trabajo focalizado con personas profesionales del área. “Sí es un esfuerzo pero tiene resultados importantes, los chicos tienen distintas vivencias, ya sea conociendo lugares diferentes, haciendo amigos y conociendo variadas realidades de lo que es el básquetbol a lo largo del país. No sé si en algunos lugares será mejor o peor, pero todas son situaciones que favorecen y nutren la habilidad de los jóvenes en la disciplina”, precisó el entrenador.

Respecto a la consulta sobre si considera que el básquetbol nacional realiza los esfuerzos para llegar a las zonas extremas del país, el trasandino dijo tajantemente que no. “El ejemplo está en la Liga Nacional, va desde Santiago, Quilpué, hasta lo que es Chiloé. No es fácil, es una país muy largo y en Argentina pasó lo mismo. En Argentina al principio la liga sólo tenía equipos del centro del país, hoy es un torneo bien federado, donde hay equipos de Salta, que es del extremo norte, y Río Gallegos que es la Patagonia argentina. Entonces en vista de eso, es posible lograr abarcar gran parte del país y ojala se puede ir traspasando a Chile. No es llegar y hacerlo, indudablemente los recursos económicos son una condicionante, pero hay que ver las formas de gestionar el apoyo de Estado para que la liga sea lo más federal posible”, indicó.

Incentivo para los más jóvenes

A modo de conclusión, el técnico señaló que “yo creo que todo este sistema debe ser una rueda, los chicos deben tener un espejo donde mirarse, no es algo que inventé yo, es algo que viene hace mucho tiempo. Entonces el tener un equipo adulto en una liga nacional, indudablemente es un incentivo para los chicos que están empezando y ven a su equipo en determinados torneos a lo largo de Chile, así ellos dicen ‘yo quiero llegar a eso’, entonces por su puesto el día que vienen a entrenar están con la cabeza puesta en lo que quieren alcanzar más adelante. Eso ayuda mucho al desarrollo y al trabajo puntual con los jóvenes”.

Fotos Bernardo Balbontín