Necrológicas
  • Olpiz Obando Briones
  • Humberto Molina

Rugby, un deporte que crece gracias al entusiasmo de los más pequeños

Por La Prensa Austral lunes 22 de abril del 2019

Compartir esta noticia
79
Visitas

Sportweek 2019

Son alumnos de 1° a 8° básico de diferentes establecimientos educacionales, quienes -más que disputar una copa- se caracterizan por el trabajo colectivo y el juego en igualdad de condiciones

Marcelo Gómez

marcelogomez@laprensaaustral.cl

Se trata de una actividad que el Colegio Británico está realizando hace varios años, pero a partir de este 2019 se plantea como un circuito de rugby infantil, de carácter local, donde participan el Club de la Universidad de Magallanes (Umag Rugby), el Club Británico (Foxes) y la Escuela Pedro Pablo Lemaitre. Esto, con el objetivo de desarrollar a futuros rugbistas y promover esta disciplina en diferentes lugares de la región. Su nombre es Sportweek y la primera fecha se disputó en el Campo de Deportes del Colegio Británico, ubicado en Altos del Bosque, donde además asistieron invitados de la localidad argentina de Río Gallegos, como el Colegio Maca Tobiano.

Uno de los grandes factores que impide el desarrollo en el rugby en la región es que se cuenta con escaso recurso humano capacitado para trabajar en esta categoría deportiva. Esto fue lo que explicó Felipe Navarro, profesor de Educación Física, entrenador de rugby en el Colegio Británico y actualmente presidente de la Asociación de Rugby en Magallanes. “Esta es una tarea que la está asumiendo la asociación y los que estamos interesados en desarrollar el rugby desde los infantiles, para poder nutrir las juveniles y posteriormente las categorías adultas”, advierte.

En este torneo se agrupan desde primero a octavo básico y las categorías se dividen por cursos de la siguiente manera: 1° y 2° básico (M8), 3° y 4° básico (M10), 5° y 6° básico (M12) y 7° y 8° básico (M14).” En el Sportweek no llevamos marcador, no entregamos copas, jugamos por diversión y el objetivo acá es que los niños tengan una actividad deportiva sana, donde puedan disfrutar del juego y compartir un tercer tiempo”, destacó Navarro.

“Nosotros estamos convencidos de que el rugby es una excelente herramienta educativa, ayuda a trabajar la disciplina, el trabajo en equipo y el respeto. Tratamos de jugar y respetar al máximo el reglamento, que tiene 22 leyes, pero en la categoría infantil las reglas van siendo un poco más simples para que haya más continuidad y los niños jueguen”, agregó.

El docente contó que dentro de las ideas que tienen con esta formación es promover el trabajo colectivo y el respeto: “nuestro objetivo principal es que ellos se diviertan y aprendan valores. Después, a partir de juveniles recién se torna competitivo y comenzamos a perfeccionar las técnicas para un futuro desarrollo en el rugby adulto”.

Como cualquier deporte colectivo, en el rugby existe el riesgo de una lesión y, en este sentido, el entrenador del Colegio Británico advirtió que “en nuestro caso, el niño usa un protector bucal, pero principalmente la forma más importante de resguardar la integridad de los chicos es haciéndolos jugar en igualdad de condiciones, es decir, tienen que hacerlo en todas las categorías chicos de la misma edad. Al trabajar en igualdad de condiciones y llevar un plan de entrenamiento que nos permita estar claros con las técnicas, el riesgo se disminuye en gran medida”.

Esteban Venegas es entrenador de la Escuela Pedro Pablo Lemaitre, uno de los colegios municipales que se ha sumado a esta iniciativa deportiva. “Estamos comenzando este proyecto que se dio para empezar a inculcar el rugby en los colegios y vamos a sacarle rendimiento a todos los chicos. La idea es motivar este deporte en la región, expandirlo y que se conozca más. Está pegando muy fuerte hoy el rugby en Chile y esperamos que todos los chicos, sin importar el estrato social, puedan participar”, argumentó.

En esta ocasión, de la Escuela Pedro Pablo Lemaitre fueron invitados sólo los niños de los niveles M12 y M14. Una de las complicaciones que tienen como grupo es que no todos los niños cuentan con camisetas para jugar. En este sentido, Venegas, manifestó que “estamos recién comenzando, pero la idea es que todo el colegio tengan como opción practicar el rugby. No hay camisetas, ya que igual falta dinero, pero creo que lo primero y más importante es incentivar el deporte en el colegio, que también los apoderados sepan lo que es, y que tengan la seguridad de que sus hijos van a estar seguros. En definitiva, ir subiendo peldaño a peldaño”.

Según indicaron de la organización la segunda fecha de rugby infantil debiera realizarse en la Escuela Pedro Pablo Lemaitre.

Trabajo en equipo 

Camila Aguayo, de Umag ,se encuentra en la categoría M14 y hace un mes comenzó a practicar rugby. En su corta experiencia contó que “entré porque una amiga de mi mamá le recomendó este deporte, soy la más nueva y menor del equipo. Somos alrededor de 12 chicas en las distintas categorías. Me lo imaginaba un deporte menos técnico, pero hay que aplicar mucha más técnica de la que pensaba”.

Eugenio Vilicic, del Colegio Británico e integrante de la categoría M10, explicó que “trabajamos mucho el trabajo en equipo porque hay que ser un grupo muy unido para jugar al rugby, porque si uno no le da pase al otro es difícil jugar bien. También entrenamos harto para que a nadie le pase nada debajo de la cadera y no lesionar a ningún compañero”.

Fotos Juan Carlos Avendaño