Necrológicas
  • María Zulema Valderrama Vidal
  • Camilo Lizama Morales
  • Adrián Jutronich Arancibia
  • Adela Márquez Oyarzo

Segunda fecha de Liga Escolar Juvenil de Rugby con mujeres protagonistas

Por La Prensa Austral lunes 19 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
153
Visitas

En la jornada igual destacó un joven capitán

Ayer se disputó la segunda fecha de la Liga Escolar Juvenil de Rugby, en la que participan Foxes del Colegio Británico, Caranchos del Liceo Politécnico, la Universidad de Magallanes y el Club Hispanoamericano de Río Gallegos. El kick off o puntapié inicial estuvo a cargo de la referente del rugby femenino, Patricia García, que durante el fin de semana dictó una clínica para rugby infantil, con niños de diferentes escuelas como el Colegio Británico, la Escuela Pedro Pablo Lemaitre y del Club Umag. Además hubo un concentrado femenino con el seleccionado de Santa Cruz, donde participan jugadoras de la Umag, y de los clubes de Río Gallegos y Río Turbio.

En estas jornadas participaron Bárbara Bustamante y Javiera Vidal, quienes fueron preseleccionadas para el representativo nacional de Los Cóndores M18. El 30 y 31 de agosto estarán en Santiago, buscando quedar en la nómina final que acudirá al Sudamericano de Montevideo. Ambas tienen particulares historias.

Javiera tiene 17 años y cursa cuarto medio en el Instituto Sagrada Familia. Y no solamente es preseleccionada de Chile, sino también de Argentina. ¿Pero cómo? Lo explica ella: “La preselección chilena fue una sorpresa, porque se mandan los resultados, pruebas físicas y cuando supe, me enteré que muchas personas me felicitaban y no sabía por qué, y fue porque había sido llamada. Lo de Argentina fue porque he tenido concentrados varias fechas, me he preparado todo el año, y me iré en septiembre a jugar”. Así que está viendo qué opción tomar. “Me gustaría mucho representar a mi país y ser una buena jugadora, pero el tema es la falta de apoyo en Chile, en Argentina podría tener más posibilidades de crecer como jugadora, pero igual me voy por el lado chileno. En algún momento tendría que irme para allá y pensar en ser de las Pumas es más difícil que llegar a Cóndores. El tema es que estando en Punta Arenas igual es difícil por la lejanía con Santiago y por eso es una gran oportunidad ser una preseleccionada argentina”, confesó la jugadora, que lleva cuatro años practicando rugby, al que llegó por una búsqueda personal.

“Cuando entré, tenía otras expectativas pero es un deporte que te entrega demasiados valores y no vas a hacer daño a la otra persona, sino que es más técnica, el compañerismo es súper grande. Entré a este deporte gracias a mi cuñado que también practica desde adolescente y justo tocó la etapa en que falleció mi mamá, entonces sirvió para distraerme y probar cosas nuevas”, puntualizó Javiera Vidal, que defiende a Umag Rugby Club.

El caso de Bárbara Bustamante también es llamativo, porque además de ser jugadora, estudia para ser árbitro. “Llevo tres años jugando, porque mi hermano jugaba hace diez años, así que siempre estuve familiarizada con esto. Soy réferi igual de la Asociación de Rugby de Magallanes, hace dos años estoy estudiando para serlo y sacar la cara por el género”, expresó. Y respecto a llegar a representar al país, tiene muchas esperanzas: “Estuvimos mucho tiempo intentando llegar, como somos una ciudad aislada, entrenamos mucho para esto. El esfuerzo y dedicación nos dio la oportunidad para llegar a la preselección”.

La estudiante de tercero medio del Liceo Luis Alberto Barrera confesó que llegó hace tres años al rugby, deporte que se ajustó a sus cualidades. “Siempre fui una chica muy brusca, por así decirlo, practiqué muchos deportes y en ninguno podía tener tanta rudeza como acá. He tenido muchas lesiones, pero son parte del deporte”. Por lo mismo, concluye tajante que “ahora estamos en otros tiempos y no hay problema, mujeres y hombres juegan por igual”.

Un joven capitán

Mientras Bárbara Bustamante se preparaba para arbitrar el partido de fondo, entre Foxes y Caranchos, Gustavo Navarro se recuperaba después de jugar el encuentro entre Umag e Hispanoamericano de Río Gallegos. Aunque lleva un año y medio jugando, con sólo 14 años, este estudiante de primero medio del Liceo San José, ya fue escogido ayer para ser capitán de Umag Rugby Club. “Por un taller de verano que vi, estaba probando deportes, y ahí me atrajo el estilo del juego. Por el contacto había un poco de temor, aunque después uno se acostumbra. Al ver como es la relación entre rivales y compañeros, finalmente te agrada”, reconoció Navarro, que destacó como principales valores de este deporte, el “trabajo en equipo y que aunque haya un rival, nunca es un enemigo. Rencor nunca hay, al final terminamos siendo amigos”.

Fotos Gerardo López