Necrológicas
  • Marta Inés Uteau Vergara
  • Oreste “Toty” Oyarzún LIvacic
  • Robinson Poblete Castillo
  • Sergio Mihovilovic Mihovilovic

Vacaciones entretenida tuvieron cientos de niños

Por La Prensa Austral lunes 11 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
89
Visitas

Durante el verano, los menores pudieron disfrutar de la piscina y las clases de natación en el gimnasio Fiscal

Quién dijo que había que salir de la región durante las vacaciones para pasarlo bien. La verdad es que varios niños acompañados por sus padres llegaron en esta época estival hasta la piscina temperada del gimnasio Fiscal de Punta Arenas para aprender a nadar, una actividad correspondiente al Parque Acuático Mindep-IND.

Lissette Figueroa, profesora de natación comentó que en el caso de los más pequeñitos se trabajó junto a los padres de los menores en lo que es ambientación con el agua y con los más grandecitos de siete a dieciocho años, ambientación y un poco más de técnica. “La gran mayoría aprendió a nadar crol y espalda”, apuntó la instructora.

En relación a cómo se le enseñaba a un niño pequeño a perderle el miedo al agua o a sumergirse. “Gran parte de las actividades nosotros las desarrollamos a través de juegos, los dejamos que sean libres en el agua, que ellos mismos descubran de qué son capaces y cuando se dan cuenta ya están sumergidos o nadando en el fondo, ya no le tienen miedo al agua, aprenden a controlar la respiración”, indicó Figueroa.

Trabajo en grupos

Respecto de las medidas de seguridad que se toman para trabajar con niños de distintas edades, las profesora señaló que básicamente se separaban por grupos. “Trabajamos con niños de 7 y 8 años en un grupo, de 9 a 10 años en otro, de 11 a 13 años y de 14 a 18 años. Además tratamos que nunca sean grupos muy grandes por profesor y siempre hay un salvavidas y un coordinador dando vueltas por la piscina, además si los veíamos muy complicados siempre le poníamos alitas, tallarines y cuanto elemento de flotación tuviéramos a la mano y a medida que iban pasando se los íbamos quitando”, indicó.

Finalmente comentó que el tiempo que les tomaba a los niños aprender a nadar era relativo ya que esto dependía de las habilidades que tuviera cada uno.

Catalina Armijo tiene 10 años y es una de los niñas que disfrutó de las clases en la piscina durante el verano. “La verdad es muy divertido estar en el agua y nada, yo aprendí a hacerlo hace tres meses, no me da miedo, sólo cuando me entra mucha agua”, precisó.

En tanto, Josefa Cruces, de 12 años, comentó que ella nadaba desde los ocho años. “Me gusta el agua, me encanta nadar y vengo al gimnasio Fiscal hace aproximadamente dos años, porque antes vivía en Concepción. Lo paso bien acá comparto con otros niños y es súper entretenido”.