Necrológicas
  • José Ramón Ampuero Guzmán

Temen posible reducción de planta de funcionarios del Inach

Por Elia Simeone domingo 17 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
466
Visitas

– El presidente de la filial Magallanes de la Asociación Nacional de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores (Aemre), Ricardo Jaña, advirtió que el gobierno está echando por tierra acuerdos adoptados tras años de negociaciones realizadas en el marco de la anhelada modernización de la Cancillería.

Si hay funcionarios que han estado esperando por años –por no decir décadas- la modernización de su servicio, éstos han sido los del Ministerio de Relaciones Exteriores. Nuevo organigrama, adecuación de plantas, mayores porcentajes de embajadores de carrera en las plazas políticamente más influyentes, entre otros asuntos, se han estado demandando con fuerza desde el retorno de la democracia.

Ahora, tras cuatro años de intensas negociaciones parecía que la anhelada modernización llegaría, pero, de golpe y porrazo, el Ministerio de Hacienda habría rechazado parte de lo acordado, sobre todo lo que tiene que ver con las plantas de funcionarios, lo que, en particular, afectaría al Instituto Antártico Chileno (Inach), entre otras direcciones dependientes de la Cancillería.

Igualmente perjudicados resultarían los funcionarios de la subsecretaría, la Dirección Nacional de Fronteras y Límites (Difrol) y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Agci).

Durante esta semana, representantes de las cinco asociaciones de funcionarios diplomáticos y profesionales vinculados al Ministerio de Relaciones Exteriores enviaron una carta a la subsecretaria Carolina Valdivia, en la que expresaron su inquietud por los trascendidos y advirtieron del inicio de movilizaciones.

El presidente de la filial Punta Arenas de la Asociación Nacional de Empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores (Aemre), Ricardo Jaña, dijo que existía un compromiso de impulsar los acuerdos alcanzados para modernizar la Cancillería y, entre otros, adecuar las plantas.

“El tema de la modernización ha sido un proceso largo y ha generado expectativa entre los funcionarios, en cuanto a que mejoren sus servicios y puedan progresar en términos de la carrera funcionaria. Hay que considerar que el estatuto orgánico del ministerio data de fines de 1970 o principios de 1980. En ese sentido, eran altas las expectativas abrigadas sobre la base de las referidas negociaciones y se estaba a la espera de la firma de un decreto con fuerza de ley para modificar las plantas y la estructura orgánica de los servicios”, explicó Jaña. Este DFL debía estar rubricado antes del 20 de marzo, es decir, el próximo miércoles.

Es, por esto, que se encendieron las luces de alerta cuando, extraoficialmente, se indicó que Hacienda no había dado su visto bueno y que esto –según ha informado la Anef- correspondería a un cambio de lógica respecto de la estructura del aparato fiscal, que afectaría la carrera funcionaria, ya que se tendería a la tercerización de los servicios y a contar con empleados de régimen flexible.

“En lo que respecta al Inach, este cambio es una afección que nos podría complicar en términos de la calidad de los recursos humanos del instituto. El Inach se vería fuertemente afectado, pues nuestra dotación se minimizaría”, remarcó.

El Instituto Antártico Chileno, desde que se radicó en Punta Arenas en el año 2003, ha planteado la necesidad de crecer. Los funcionarios de planta y a contrata llegan a 52 y con el personal a honorarios esta cifra se eleva a unas 70 personas durante la temporada álgida de la Expedición Científica Antártica.

Consultado sobre este “estado de alerta” de los funcionarios y el inicio de movilizaciones, el director nacional del Inach, Dr. Marcelo Leppe, señaló que aún no cuenta con la información oficial, la cual espera obtener en los próximos días.

El Inach exhibe cifras positivas en términos de gestión, investigaciones, publicaciones y el crecimiento de la expedición científica antártica, entre otros, por lo que sería un contrasentido reducir su planta. Cabe remarcar que, por lo demás, es un instituto que requiere de personal altamente capacitado y con conocimientos específicos en los niveles científico, logístico y operativo.