Necrológicas
  • Rodolfo Zambelich Miranda
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Lucía Ruiz Bustamante

Director nacional del Servicio Civil: “Tenemos el récord de velocidad del sistema. Hace 8 años un concurso duraba 120 días; hoy, 60 días”

Por La Prensa Austral jueves 16 de mayo del 2019

Compartir esta noticia
158
Visitas

Como parte de la estrategia de acompañamiento a los altos directivos públicos del país, el Servicio Civil desarrolló en Punta Arenas una jornada de trabajo en el marco del Programa de Formación Directiva que contó con la presencia de 11 altos funcionarios de gobierno en la región.

Consultado por la demora en el nombramiento de varios cargos regionales donde aún permanecen autoridades interinas, el director nacional del Servicio Civil, Alejandro Weber Pérez y presidente del Consejo de Alta Dirección Pública, dijo que “la autoridad de cada ministerio define la prioridad en la programación. Ellos representan la demanda del servicio y nosotros respondemos a esa demanda”.

El sistema de Alta Dirección Pública gestiona 5 mil cargos en todo el país. Cuenta con 150 funcionarios y trabajan con 80 empresas consultoras que realizan los procesos de selección. “Tenemos el récord de velocidad del sistema, desde la creación del servicio. Hace 8 años un concurso duraba 120 días; hoy 60 días”, destacó Weber.

Agregó que el año 2018 realizaron 553 concursos, récord histórico del servicio y sumaron 83 mil postulaciones. “La capacidad de producción del Servicio Civil está al máximo y está al servicio de las demandas de la autoridad”.

En Magallanes hay 34 cargos de Alta Dirección Pública, 22 provistos por sus titulares. Hay 10 cargos en preparación que serán concursados prontamente y hay dos cargos que hoy están en concurso: la dirección del Servicio Nacional de Discapacidad y el de director del Hospital Clínico de Magallanes.

Una de las dudas que nacen frente al sistema, es que si bien las selecciones se realizan de manera pública y transparente, de igual manera al cambiar las autoridades, éstas pueden solicitar el cargo a quienes ganaron un concurso público.

“Este sistema nació en 2003 después de la crisis institucional generada por el caso Mop-Gate y generó un sistema de mérito y confianza. Hay un cuerpo colegiado que realiza un sistema riguroso de selección basado en el mérito. Y luego es la autoridad la que nombra de acuerdo al criterio que estime conveniente”, sostiene el director del servicio, indicando que desde su creación el nombramiento y la remoción han sido por confianza.

“Ese balance entre mérito y confianza es lo que permitió que el sistema se instalara. Si hubiéramos tenido un sistema basado exclusivamente en la lógica de carrera y mérito, no hubiéramos logrado la cobertura ni el justo balance que requieren las autoridades, porque los altos directivos públicos son funcionarios de Estado pero también son funcionarios de gobierno”, declara Weber.

La tasa de desvinculación ha bajado significativamente agrega el personero. “Al 31 de diciembre de 2014 el 50% por ciento de los altos directivos había sido desvinculado. Al 31 de diciembre de 2018 sólo el 30%. Eso significa que hoy tenemos más continuidad”.