Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Dirigente del barrio Chilote valoró allanamiento policial que permitió recuperar municiones y artículos robados

Por La Prensa Austral miércoles 10 de febrero del 2016

Compartir esta noticia
585
Visitas

Califico como positivo que este tipo de acciones sean efectuadas por  Carabineros en los casos que así corresponde y ojalá que los operativos policiales fueran más frecuentes”, afirmó el presidente de la junta de vecinos Archipiélago de Chiloé, Fredy Contreras Díaz, en alusión al allanamiento realizado el lunes por Carabineros en calle Dalcahue, con el objetivo de recuperar municiones y dos pistolas, ello en atención a la foto subida a su Facebook por un menor apodado el “Cisarro”.

El representante vecinal agregó que el barrio Chilote adolece de medidas de seguridad apropiadas, situación que si bien ha sido tema recurrente en reuniones de carácter comunal, requieren ser reforzadas.

“A pesar que la población ha cambiado en un 80%, siguen sucediendo hechos esporádicos -vinculados a actos delictuales- y siempre hay situaciones que no alcanzan a ser absorbidas por Carabineros. Como dirigente, he asistido todos los meses a diversas reuniones organizadas en la comuna, pero creo que aún falta una coordinación mayor con la junta de vecinos, para reforzar la seguridad pública en este sector”, agregó Contreras.

Falta de luminosidad

Fredy Contreras valoró que hace más de un año fue el barrio Archipiélago de Chiloé, el sector elegido para la implementación de la instalación de luminarias led en la comuna, en una iniciativa postulada por el municipio puntarenense, a través de un proyecto FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional). Sin embargo, el dirigente es enfático en señalar que -en la idea que sustentó la implementación de luminarias led para el sector- “primó más el ahorro que dotar de iluminación y seguridad a la comunidad”, remarcó.

En este punto, el dirigente testimonió que a partir de la instalación de las luces led, en el barrio Chilote, en un acto organizado por el municipio el 19 de enero de 2015, dicha población entendió que se efectuarían trabajos comunitarios de apoyo con la Oficina Comunal de Seguridad Pública, hecho que nunca ocurrió.

“No tenemos ninguna relación con quienes integran el equipo de Seguridad Pública del municipio. Cuando a ellos les conviene algo, llegan para la foto, pero no hay un trabajo activo con la junta de vecinos. Además, hemos constatado que el barrio queda oscuro, algo que se aprecia específicamente en calle Castro. Hay que reconocer que donde se nota existencia de luz es sólo en las rotondas, porque ese espacio es más chico. Sin embargo, en los espacios más extendidos se nota que hay falta de luminarias. De hecho, las luces led que instalaron tienen dos focos y solamente dejaron uno conectado. O sea, hicieron el trabajo, pero de forma incompleta”, enfatizó Contreras.

Consultado respecto a medidas de coordinación interna que los mismos vecinos puedan propiciar para afianzar la seguridad vecinal en materia de prevención de hechos delictuales, el dirigente afirmó que mientras no exista un espacio físico donde puedan congregarse, se torna difícil la organización .

“Nos encontramos vacíos y solos como para poder generar algún trabajo propio como junta vecinal. Necesitamos un espacio y mientras no lo tengamos, nos vemos obligados a renunciar a coordinar muchas cosas en diversas áreas”, subrayó.