Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Tres damnificados, uno de ellos herido, deja incendio de madrugada en la población Williams

Por La Prensa Austral lunes 8 de junio del 2015

Compartir esta noticia
143
Visitas

“Se perdió parte muy importante de nuestra historia familiar, lo que más siento son las fotografías de nosotros”, planteó Miriam Soto Aguilar, cuyo hogar que arrendaba en la población Juan Williams, fue devastado por un incendio en la madrugada de este domingo. El domicilio de calle Mardones Nº0387 era habitado por la mujer y sus dos hijos, de 17 y 25 años.
Lucas, el menor de ellos, resultó con cortes en sus manos cuando trataba de escapar de las llamas, por lo que debió ser trasladado hasta el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico.
Los vecinos fueron quienes alertaron a Bomberos, a la 1,50 horas de ayer, acerca del incendio.
Paralelamente, en el interior del domicilio, Camilo Figueroa, el mayor de los hijos se despertó a raíz del sofocante calor, encontrándose en el living de la casa con las llamas que abrasaban la habitación.
Este abrupto despertar, permitió al joven alertar a su familia, a que salvó a tiempo. En su escape a través de una ventana, el estudiante de cuarto medio del Colegio Pierre Faure, Lucas Figueroa Soto, sufrió cortes en sus manos. Los moradores del inmueble, al igual que otros tres familiares que pernoctaban en el domicilio, se pusieron a salvo con escasa ropa, por lo que debieron ser albergados por vecinos. A esa hora la dueña de casa no se encontraba en la propiedad.
Poco más de 30 minutos debieron trabajar los cerca de 50 voluntarios del Cuerpo de Bomberos, de cuatro compañías, que llegaron a combatir el siniestro, logrando salvar parte del inmueble, evitando su propagación a un local comercial colindante con la casa quemada. En definitiva, el domicilio sufrió daños en cerca de un 75%, localizados principalmente en la zona del living comedor y la cocina, aunque los enseres se vieron seriamente afectados por el humo y el agua.
“Agradezco que alcanzaran a salir”
En un hostal pagado por la Municipalidad de Punta Arenas se encuentran pernoctando los tres integrantes de esta familia. La madre aseguró que los hijos permanecían anímicamente muy afectados y el menor de ellos requirió suturas producto de las heridas cortantes. Pese a eso, Miriam Soto agradeció primeramente que su familia lograra escapara, “por suerte Camilo se despertó, porque a esa hora estaban todos durmiendo, doy gracias de que alcanzaran a salir, las cosas son lo de menos”, comentó.
Admitió que la casa es arrendada y que el propietario mantiene seguros por ella. Sin embargo, la familia perdió gran parte de sus pertenencias sin tener un respaldo económico para ello.
“Lo que más lamento son nuestras fotografías, gran parte de la historia de nosotros estaba ahí, en ese mueble que se destruyó con el fuego, pero al menos estamos bien”, confidenció.
Agradeció a la comunidad educativa del Colegio Pierre Faure, donde estudia el menor de los hijos, que de inmediato entregó ayuda a los damnificados, incluso a minutos de ocurrido el hecho, la profesora de Lucas llegó al domicilio. Igual gesto tuvo la congregación de la Iglesia Mormona de Avenida España, en villa El Bosque, que solidarizó con la familia integrante de dicha comunidad religiosa.
Finalmente, Miriam Soto fue informada que el origen del fuego estaría en una posible falla eléctrica de un televisor en la zona del living, aparato electrónico que, literalmente, desapareció tras el paso del fuego.