Necrológicas
Gendarmes radicalizan las medidas de presión

Tres personas se mantienen privadas de libertad, pero sin poder ingresar a la cárcel

Por R Martinez jueves 8 de noviembre del 2018

Compartir esta noticia
513
Visitas

El suboficial mayor de Gendarmería, Ronald Zúñiga, criticó el mutismo del seremi de Justicia, al manifestar que la autoridad no se ha acercado a los trabajadores paralizados en los tres días. Aseguró que de mantenerse la situación podrían iniciar una huelga de hambre.

Complejo se ha tornado el panorama luego de la paralización nacional de funcionarios de Gendarmería, la cual se inició desde las cero horas del pasado lunes 5 de noviembre. En Magallanes se ha plegado la totalidad de los trabajadores luego de no llegar a un acuerdo con el gobierno respecto a su petitorio basado en demandas históricas relacionadas con problemáticas previsionales y otras que aluden a la carrera funcionaria.

Debido a esta situación, se registran tres personas privadas de libertad que no han podido ingresar a los complejos penitenciarios de la región, debiendo quedar dos de ellas recluidas en las dependencias del Juzgado de Garantía de Punta Arenas, y la otra en las dependencias de la Tercera Comisaría de Porvenir.

Medidas de presión

No obstante, las medidas de presión de parte de los funcionarios intrapenitenciarios comenzaron a radicalizarse, determinando durante la mañana de ayer aplazar en casi dos horas el desencierro de la población penal, desde las 8,30 a las 10 horas, lo cual implicaría inconvenientes y retrasos en las visitas de familiares en los días que corresponda, como asimismo se ordenó el acuartelamiento de todos los trabajadores al interior de las cárceles desde las 20 horas de ayer.

Asimismo, el suboficial mayor de Gendarmería, Ronald Zúñiga, apuntó sus dardos en contra del secretario regional ministerial de Justicia y Derechos Humanos, Fabián Mella, criticando un ausentismo en el diálogo con el personal movilizado, algo que a su juicio no sucedía con las autoridades que lo antecedieron en el cargo

“No hemos tenido ningún acercamiento con el seremi de Justicia. Yo creo que aquí él tendría que ser el intermediario, lo que normalmente han hecho los seremis anteriores cuando hemos tenido alguna paralización, pero a él no lo hemos visto preocupado como representante del gobierno, no ha hecho su función que corresponde y a nosotros nos molesta que no se preocupe de los funcionarios públicos. Llevamos tres días en paro y no hemos tenido ninguna llamada y ahí se ve que no hay ningún interés del gobierno como para llegar a algún acuerdo”, reprochó.

En la capital del país, la totalidad de los gendarmes de la penitenciaría Santiago Sur adoptaron la medida extrema de iniciar una huelga de hambre desde hoy, lo cual podría replicarse en las regiones en los próximos días, según indicó el representante local del personal paralizado.

Recluidos en el Tribunal

Hasta las dependencias del Juzgado de Garantía concurrió la madre de Mauricio Maldonado, quien previamente había sido condenado registrando una orden de detención pendiente para ingresar a cumplir 61 días en prisión, quedando éste recluido en las dependencias del cuartel de la PDI, siendo trasladado la tarde del martes al centro de justicia, donde se mantiene en los calabozos.

La mamá criticó las malas condiciones en las que se encuentra su hijo, asegurando que no tendría servicios higiénicos, ni comida y que tampoco lo dejarían salir al patio, debiendo permanecer encerrado todo el día en su celda provisoria.

Gracias a las gestiones de Carabineros y del personal del Juzgado, un equipo de La Prensa Austral pudo ingresar a los calabozos de imputados, constatando que los dos internos que ahí permanecen cuentan con colchones para descansar, además durante la mañana Maldonado recibió la visita de su madre y ambos pueden hacer uso del baño y de la ducha, proporcionándoles sus familiares la alimentación correspondiente.

Finalmente, el interno que se encuentra en Porvenir mantenía una orden de detención del Tribunal Oral en lo Penal de Osorno, efectuándose el lunes el control de detención, quedando éste bajo custodia de Carabineros. No obstante, el imputado es requerido desde Osorno vía exhorto para cumplir con una audiencia de juicio oral del próximo 14 de noviembre.