Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Un centenar de operaciones aéreas se cancelará en Aeropuerto de Punta Arenas por paro de funcionarios de Aeronáutica

Por La Prensa Austral viernes 11 de septiembre del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
2.171
Visitas

“Entendemos las complicaciones que puede generar la movilización, pero nos cansamos de esperar (…) no creo que el país aguante 24 horas de cese de nuestras funciones”, afirmó el secretario nacional de la Asociación de Funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Javier Norambuena Morales, al justificar el anunciado paro de actividades convocado por el gremio para el próximo martes 15 de septiembre y que paralizará a cerca de 2.450 controladores y reguladores de tránsito aéreo en todo el país.
El secretario nacional de la Asociación de Funcionarios de la DGAC presta tareas en Punta Arenas.
– ¿Cuáles son las demandas que gatillan la movilización?
– “Estamos pidiendo volver a cotizar en la Caja de Previsión de la Defensa Nacional ya que de ahí salimos en noviembre de 1985. Asimismo poder optar a la carrera funcionaria, tema que afecta a la administración pública. Y finalmente, queremos la actualización de la Ley Orgánica que nos rige, que data de 1968, y que se nos reconozca el rol fiscalizador que nos corresponde”.
– ¿Pero esto ya había sido planteado con anterioridad?
– “Ciertamente, esto es una materia que venimos planteando desde 2008, en el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, incluso en 2009 conseguimos un proyecto de ley, pero no tuvo éxito en Hacienda. Después, en el gobierno de Sebastián Piñera tampoco se hizo nada en 4 años, y ahora, en el nuevo mandato de Bachelet, nuevamente se está debatiendo, aunque tras el ingreso del nuevo ministro de Defensa, José Antonio Gómez, se ha ido dilatando el tema, y es la dilación la que nos molesta. Pedimos que nos digan sí o no, pero no lo hacen”.
– ¿Ha existido algún tipo de acercamiento entre las partes?
– “Ninguno, ya han sido 8 años de diálogo y no estamos dispuestos a seguir esperando. No, ya basta, porque siempre pasa algo, un terremoto, una catástrofe, y se nos posterga, así que el paro va”.
– ¿Por cuánto tiempo se prolongará la paralización?
– “Es un paro de advertencia que se extenderá durante 24 horas, es decir, desde las 0,01 del martes hasta la medianoche”.
– ¿Qué efecto práctico tendrá esta medida?
– “Tiene por objetivo interrumpir las funciones, salvo aquellas que por ley están establecidas como movimiento de aeronaves militares o evacuaciones médicas, pero la idea es que un avión que aterriza, no despega. La ética profesional no nos permite poner en riesgo a las personas, por lo que los vuelos en tránsito serán asistidos hasta el aterrizaje, pero dicha aeronave, no vuelve a salir”.
– ¿Cuántos vuelos o procedimientos dejarán de realizarse?
– “Sólo en el Aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez del Campo se realizan cerca de 100 operaciones diarias, que no sólo tienen relación con los vuelos comerciales, sino que con toda aeronave que esté en vuelo, es controlable”.
– ¿Se ha evaluado el costo que tendrá la movilización?
– “No, ya que nos hemos centrado en nuestras demandas. Sabemos bien el costo social que esto puede generar, por eso hemos hecho el esfuerzo de negociar y conversar. Se envió una misiva a la Presidenta y no fue atendido, al Senado, cartas a los parlamentarios e intendentes, a las líneas aéreas. Hemos hecho muchos esfuerzos y la autoridad no ha medido los efectos, por eso no nos corresponde a nosotros hacer el cálculo que usted me pregunta”.
– ¿Es probable de que el paro se prolongue?
– “Este es un paro de advertencia, lo cual validaremos luego con la asociación. De no haber respuesta, habrá una nueva movilización en una fecha que no se ha acordado, pero así va a hacer, pero creemos que el país no resiste una jornada de paralización aérea”.
– ¿Esperan entonces que durante el paro haya ‘humo blanco’ a sus demandas?
– “Es lo que esperamos, la pelota está dando bote en su lado, no en el nuestro. Dijimos una fecha, se va al paro, ha pasado una semana y media de aquello y no ha habido atención. Y lo único que pone solución a esto, es la firma del proyecto y la fecha en que ingresará al Congreso”.