Necrológicas
  • Robinson Triviño Gallardo
  • Ana Veas González

Un tercio de los alumnos de sexto básico no escribe textos comprensibles y la mitad no alcanza a desarrollar ideas

Por Cristian Saralegui miércoles 28 de septiembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
280
Visitas

Un tercio de los estudiantes de sexto básico no logra escribir textos comprensibles para el lector y más de la mitad no logra desarrollar sus ideas. Esas son las conclusiones más preocupantes que arrojan los resultados de la prueba Simce de escritura, que se rindió el 14 de octubre del año pasado, en la que fueron evaluados 5.160 escuelas de todo el país, 46 de ellas de Magallanes, con 1.976 estudiantes.
A diferencia de otras evaluaciones del Simce, ésta es una prueba muestral, en la que los alumnos debieron elegir un tema y desarrollarlo, primero de forma informativa y otra de manera narrativa, con cuatro criterios de evaluación: propósito comunicativo, organización textual, coherencia, y desarrollo de ideas.
La encargada de la Agencia de Calidad de la Educación en la región, Mónica Cerro, detalló que los resultados en la región no varían en demasía de las cifras a nivel nacional. De esta forma, en cuanto al propósito comunicativo, en el texto informativo un 74% lo logró, mientras que en la obra narrativa, la cifra se elevó a 80%.
En cuanto a la organización textual, esto es cómo está escrito el texto y cómo se desarrollan las ideas, en informativo, un 47% escribe textos con organización clara y completa (en los tres niveles de desarrollo) y el 52% en narrativo.
En coherencia comienzan las cifras preocupantes, pues cerca de un tercio de los estudiantes no logra producir textos comprensibles para el lector. Un 33% y un 34% en los niveles 1 y 2. “Habla del tema, le da una forma, pero lo que dice no tiene relación una idea con la otra, está mal hilada, tienden a mezclar temas”, apuntó Cerro.
Con respecto al desarrollo de ideas, relacionado con la profundidad de la idea y el detalle de la información en el texto, cerca de la mitad no logra desarrollar sus ideas: un 44% del informativo y un 45% en el narrativo.
“Si lo relacionamos con la entrega de los resultados de comprensión lectora, es una de las habilidades críticas a nivel nacional: nuestros alumnos no leen comprensivamente y aquí hay un elemento que reafirma lo relevante que un alumno aprenda a leer oportunamente, en segundo básico es la edad en que debe aprender. Si no se incorpora esta habilidad, se va arrastrando a lo largo del tiempo. Un alumno que no lee comprensivamente, no puede hilar ideas o profundizar ideas”, explicó la encargada regional de la Agencia de la Calidad.
Las mujeres destacan
Los resultados del Simce de escritura por niveles socioeconómicos presentan una brecha de hasta 7 puntos, que equivalen a 35 de otras pruebas Simce. El puntaje más alto obtenido por un establecimiento fue de 62, mientras que los promedios por sectores fueron de 47 en el nivel bajo, 48 en medio-bajo, 50 en medio, 52 en medio-alto y 54 en alto.
Sin embargo, lo llamativo de estos números tiene relación con el puntaje que obtienen las mujeres, 52, por sobre los 48 que logran los hombres. “La brecha de género a favor de las mujeres son considerables, en los cuatro criterios de evaluación y en todos los grupos socioeconómicos. En todos las mujeres están por sobre los hombres. Por ejemplo, el hombre del nivel socioeconómico alto tiene un 28% y un 35% las mujeres, y el hombre en medio alto, tiene un 24% que es el mismo desempeño que tienen las mujeres de medio bajo. Las mujeres siempre están por sobre los hombres, en todos los niveles socioeconómicos, tanto que los hombres de nivel medio alto están casi en las mujeres en el nivel bajo”, destacó Mónica Cerro.
Esto tiene que ver mucho con aspectos culturales, ya que como complementó la seremi de Educación, Margarita Makuc, “las mujeres tienen una práctica de escritura más incorporada, porque existe un sesgo también en la formación de los niños, que la escritura es para niñitas, lo que en los países desarrollados no existe. La escritura no es una habilidad asociada a los hombres, el diario de vida es de las niñitas”, ejemplificó.
De todas formas, estas cifras ponen una voz de alerta, ya que “la escritura es una práctica que en términos académicos, a los estudiantes los acompañará toda la vida, y es una habilidad altamente compleja, porque está vinculada con la comprensión de textos, hay una relación entre comprender y escribir, requiere de mucho trabajo y que se generen estrategias en las escuelas para enseñar la escritura”.
En cuanto a cómo mejorar el proceso de escritura en los alumnos, hay variables de entorno, ya que como indicó Makuc, “el buen trato, el ambiente de respeto, la retroalimentación docente y el liderazgo directivo, inciden en los resultados. Son variables asociadas a mejores resultados que pueden otorgar hasta 7 puntos de diferencia. La otra incidencia es cuando la escritura es una práctica valorada en la escuela y es una práctica social: concursos de ensayos, redacción en las distintas asignaturas”, finalizó la seremi de Educación.