Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Valoró el jefe regional saliente de la PDI, prefecto inspector Rubén Silva: “No tuvimos ningún caso de corrupción durante mi mando”

Por R Martinez viernes 13 de octubre del 2017

Compartir esta noticia
160
Visitas

En su reemplazo asumió el cargo el prefecto Rubén Castillo Guianatti.

Una emoción desbordante acompañó el último verso de la peroración pronunciada por el ahora- ex jefe regional de la Policía de Investigaciones (PDI), prefecto inspector Rubén Silva Sandoval, quien a eso del mediodía bajaba del podio del auditorio del edificio de los Servicios Públicos, siendo ovacionado y reconocido por su labor al mando de la institución policial, entregando el mando al recién llegado prefecto Rubén Castillo Guianatti, asumiendo su cargo.

Reconociendo este cambio de mando con una sensación de “dulce y agraz”, la autoridad saliente comenzará un periodo de descanso luego de haber ejercido su labor por más de 34 años al interior de la PDI.

“La tristeza se ve hoy día reflejada por una larga trayectoria donde desde el punto de vista profesional y del deber cumplido estamos pletóricos y llenos de alegría, pero sin duda que el dejar una institución es como dejar a nuestra familia. Yo dejé mi hogar a los 17 años y nunca más volví. Hoy volveré a los cuarteles con mi placa de servicio y como visita, y creo que el alejarse está lleno de simbolismos y fondos que uno no logra controlar, que es el amor por una institución”, aseveró.

Consultado por sus principales hitos cumplidos en Magallanes, el prefecto inspector resaltó fervientemente que “no tuvimos ningún caso de corrupción durante mi mando”, aclarando que durante su gestión debió lidiar con situaciones internas heredadas de años anteriores, a las que se logró llevarlas “a buen término”.

“Siempre actuamos con transparencia, ajustados a derecho en nuestros procedimientos, en nuestros temas internos también siempre actuamos con claridad y con respeto, entendiendo que cuando habían procesos administrativos abiertos no podíamos opinar y teníamos que tener respeto por las personas involucradas, investigadas e imputadas y eso es lo que marca la diferencia de una policía moderna, profesional y que tiene que entregar los medios de prueba al Ministerio Público para poder ejercer una persecución penal”, complementó.

En tanto, el prefecto Rubén Castillo Guianatti, llega con 32 años de carrera por primera vez a la Región de Magallanes, habiendo entregado hace algunas semanas la Prefectura Provincial de San Antonio, en la Región de Valparaíso.

Entre sus principales metas afirmó que le dará continuidad a todos los proyectos pendientes que dejó su antecesor, entre ellos la sexta etapa del cuartel institucional, la cual “es sumamente importante y es el bienestar de los funcionarios que tengan una infraestructura de calidad, donde puedan desarrollarse de la mejor manera y entregar un buen servicio a la comunidad”.

Finalmente, puntualizó que su labor se enfocará en “seguir contribuyendo y pidiéndole a todos los funcionarios el mayor de los compromisos, el profesionalismo y la seriedad que ha caracterizado en este último tiempo a la PDI, que la tienen situada como una de las instituciones más confiables del país”.