Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Vecinos del barrio Archipiélago de Chiloé acusan desorden y desprolijidad en obras de mejoramiento de sus viviendas

Por La Prensa Austral martes 29 de noviembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
319
Visitas

Roberto Martínez Arriaza
rmartinez@laprensaaustral.cl

Al mediodía de ayer, el secretario regional ministerial de Vivienda y Urbanismo, Fernando Haro Meneses, se dirigió hasta el barrio Archipiélago de Chiloé, en el sector sur de Punta Arenas, con el propósito de realizar una visita fiscalizadora a las obras que se desarrollan en el Condominio Social Archipiélago de Chiloé II, que comprende 160 departamentos de los edificios 065, 059, 135 y 175.

El proyecto de mejoramiento, tanto del exterior como dentro del conjunto habitacional, apunta a contribuir con otorgar una mejor calidad de vida a los residentes de aquel sector, siendo iniciado el 9 de septiembre de este año y extendiéndose por 365 días exactamente, alcanzando una inversión de más de 690 millones de pesos entre las obras y la asistencia técnica. En este sentido, las labores que están en ejecución consisten en la instalación de cerámicas en pasillos interiores, la pintura de muros y cielo interior en pasillos, la instalación de pasto sintético y adoquines en el patio central, una pileta de rebalse para aguas lluvias, el cambio de pasamanos, gabinete y red húmeda, el cambio de puertas de acceso, un radier para estacionamientos, entre otras faenas.

Sin embargo, al reunirse con los dirigentes del condominio social, éstos le señalaron a la autoridad que la empresa a cargo de las obras estaría cometiendo  múltiples falencias, imperfecciones y descuidos en diversos trabajos, situación que  fue constatada por Haro y su equipo técnico.

“Tenemos el pequeño inconveniente de que la empresa no está poniendo a gente capacitada a hacer estas labores o dejando a un capataz que ordene el trabajo. Acá están colocando cerámica, están pintando y después viene otra persona con un esmeril que limpia el óxido de las escaleras teniendo en cuenta que ya está pintado. Los castellones de los techos están rotos. Los antideslizantes de las escaleras están mal puestos porque se salen y a la vez el pegamento infla la goma, por lo que creemos que no se ocupa el producto adecuado para realizar dicha labor. La red húmeda la vinieron a instalar pero no está funcionando porque todavía no están conectadas todas las mangueras y no pueden decir que está terminado eso”, explicó Oscar Sáez, representante de los cuatro edificios, añadiendo además que “el problema con los estacionamientos es que las personas de la construcción no se organizan. A nosotros nos piden que saquemos nuestros autos, y que los dejemos en otros lados mientras ellos ocupan ese espacio como acopio de sus materiales, dejan basura por todos lados y en todos los edificios pasa lo mismo, por lo que no sabemos dónde más estacionar nuestros vehículos”.

Obras no estarían siendo inspeccionadas

Asimismo, el dirigente apunta sus dardos principalmente a Juan Carlos Fauré, a quien identifica como el contratista a cargo del proyecto, el cual no estaría inspeccionando las labores que se están desarrollando, y según Sáez “no está dialogando con nosotros”.

“Yo como representante de los edificios le he pedido que venga a fiscalizar, al menos una vez por semana para que no vayan quedando cosas por detrás o que queden mal como ocurre ahora. Estamos contentos con este proyecto porque es bonito y es harto el dinero que se mueve, pero es un dinero que nosotros queremos que se aproveche bien porque si se hace mal los perjudicados seremos los mismos vecinos”, indicó.

De igual forma, Carolina Agullo, representante del edificio 175, aclaró que “el problema que tenemos acá es que la empresa es muy desordenada, porque en el patio se supone que va un drenaje tipo francés para que absorba el agua que va conectada hacia las cámaras, pero esta superficie ya está pavimentada, por lo que el drenaje no se hizo y se supone que eso está en el proyecto. La empresa no está ejecutando como corresponde este asunto”.

Al respecto, el seremi del Minvu aclaró que “estas obras con elementos ya existentes son las que tenemos que primero ordenar y articular entre sí para que lleguen a mejor término y, por supuesto, la revisión del proyecto respecto a lo que está especificado para que en base a eso podamos solicitarle al contratista que cumpla lo que está en el contrato. Los inspectores nuestros tienen que coordinar una reunión con el contratista lo antes posible y una vez acordados y revisados los términos de referencia se les comunicará a los vecinos cuáles son los pasos a seguir, no solamente respecto a las obras sino que a la convivencia que significa y de lo que se hace cargo este programa”.